Patricia Acabada

Playa, Empleo, Industria, Tranvía y Camarón. ¿Casualidad? Tiene toda la pinta de ser un ataque orquestado

Ese era el juego de palabras que acuñara José Loaiza (o puede que Raposo) con la be y la uve del apellido de la alcaldesa de San Fernando. El chiste era viejo ya y tampoco es que fuera original, pero lo cierto es que le están dando un mes de agosto complicadillo a Patricia Cavada, y no sé si será casualidad o plan preconcebido. Tenemos el escándalo de la pérdida de fondos para el empleo, el desastre del paseo de la playa de Camposoto con ese proyecto mal ejecutado que va a costar 1,2 millones de euros extra; la polémica del Centro de Industrias Digitales del Parque de la Historia y el Mar; el tranvía sin empezar a funcionar; y por último la noticia de que la empresa Otero SL ha decidido abandonar la obra del Museo Camarón -que debía estar ya a punto de ser entregada, por cierto-, por problemas económicos de la citada mercantil.

Varios de los principales caballos de batalla de la alcaldesa reelecta tienen las herraduras flojas o se les cae la crin. San Fernando había apostado por las nuevas tecnologías y ahora, con una semana de diferencia y el tranvía sin empezar a funcionar por las catenarias de la Calle Real, vemos a la alcaldesa cañaílla desvinculándose del acuerdo con la Agencia Idea para impulsar su puesta en marcha por -dice- la desidia de la Junta de Andalucía… popular. Loaiza ha avisado de que quizá tengan que devolverse diez millones de euros.

Además, la obra del paseo de la playa del castillo de Sancti Petri, uno de los principales exponentes de promoción turística de la ciudad de San Fernando en un no tan lejano FITUR, ha devenido en un cruce de acusaciones que no deja de tener algo de surrealista: cuesta aún asimilar que una dirigente del PSOE acuse a la Junta de Andalucía de actuar dolosa o negligentemente. He intentado determinar qué ha pasado y me inclino a pensar que, en esta ocasión, y tras lo del programa "Andalucía Orienta", a Claudia Márquez, concejala de urbanismo, se la han jugado bien jugada desde la nueva administración andaluza.

Y la última estocada: el Museo Camarón, el principal proyecto de la administración Cavada, va a sufrir inesperados retrasos, por mucho que a toda prisa se intente ceder el contrato de ejecución de la obra a una tercera empresa.

Playa, Empleo, Industria, Tranvía y Camarón. ¿Casualidad? Tiene toda la pinta de ser un ataque orquestado y bien planificado de los rivales políticos de Cavada para acabar con ella. El problema es que aparte de a Patricia, pueden dejar a La Isla a pique de un repique. No quiero ni imaginar que sea así, que los populares consientan en poner en peligro el desarrollo de una ciudad y la estabilidad de sus ciudadanos con tal de evitar la consolidación y perpetuación de una Teófila socialista en el Ayuntamiento de San Fernando.

Acabar políticamente con Cavada; se comprende. Pero, ¿a costa nuestra? Pocas bromas con eso, que luego pasa lo que pasa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios