Nominado al Goya está el documental Anatomía de un dandy (2020), que dirigen Charlie Arnaiz y Alberto Ortega sobre guión que ellos mismos asesoran. El protagonista es el escritor Francisco Umbral (1932-2007). La cinta es claustrofóbica: mucho blanco y negro, mucho primer plano de gente que habla de, con, sobre Paco Umbral, mucha voz grave saliendo de una casete en movimiento. Casi todo interiores. Circula poco aire. La historia de Umbral es la de un hijo de madre soltera que se pasó la vida desquitándose de la humillación con soberbias de energúmeno. Una historia no muy distinta de la de otros como Jesús Aguirre, el duqueso de Alba, si bien Umbral nunca fue sino el consorte de sí mismo: una especie de narciso monstruosamente brillante (brillantemente monstruoso) autogenerado a partir de un vacío sin consuelo. La gran ironía es que de este hombre que no paró de escribir (110 libros, 135.000 artículos), de escribir básicamente sobre sí mismo, no se sabía nada. ¿Nada? Lo que a mí ha llamado la atención es que el documental menciona como origen de su investigación un artículo de Manuel Jabois publicado en El País en 2015. Jabois menciona allí (se encuentra en internet) la biografía que de Umbral escribió Anna Caballé en 2004, una biografía publicada sin el consentimiento del autor que "cayó como una bomba" en los círculos literarios, y más aún en la casa de Leopoldo de Luis (el medio hermano secreto de Umbral). Jabois menciona a Caballé en su artículo pero el documental no la menciona en absoluto. No parece omisión casual. Leopoldo de Luis murió en 2005. Umbral, en 2007. Para cuando publica su artículo Jabois ya ha habido tiempo de concebir un guion oficial de la anagnórisis. Pero yo no veo justo que se silencie aquella biografía de Caballé cuyo título complementa perfectamente, como la cruz a la cara, a esta Anatomía que viste y que Caballé desnudaba en Francisco Umbral. El frío de una vida. Arnaiz y Ortega ofrecen en imágenes la historia de una herida, sí. Pero esa historia ya estaba escrita por una mujer que no ha merecido ni una mención en los créditos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios