Otro mundo es posible". ¿Cuántas veces no habremos repetido esa frase aun sabiendo que no sería fácil conseguir lo que deseábamos? Y resulta que, de repente y sin haber hecho nada por nuestra parte, nos ha caído encima de un modo brutal "otro mundo". Uno bien distinto, por cierto, del que imaginábamos en nuestros sueños, proyectos y utopías.

Ante lo que nos estaba sucediendo hemos reaccionado con incredulidad, desconcierto, miedo y estupefacción. Y nos ha costado, y todavía nos cuesta, adaptarnos a la nueva situación, hasta el punto de que solo por la fuerza hemos aceptado las medidas que se nos imponían. ¡Qué les voy a contar que ustedes no sepan por experiencia propia!

Ahora toca resistir y asumir que habremos de vivir, no sabemos por cuánto tiempo, de un modo diferente: aceptando lo que se nos indica y limitando nuestros movimientos y actividades. Lamentando lo irreparable de las vidas perdidas, ojalá salgamos de esta con los menores costes posibles y con alguna lección aprendida.

Si ante este virus el mundo ha sabido reaccionar ¿por qué no lo hace también ante otras situaciones mucho más mortíferas? El hambre mata mucho más que el coronavirus. Y la desigualdad. Y la injusticia. Lo que pasa es que a estas situaciones nos hemos acostumbrados y las aceptamos -eso sí, cruzando los dedos para que no nos alcancen-, pero sin despertar en nosotros ninguna respuesta solidaria. ¿Aceptaríamos que nuestros gobernantes nos impusieran sacrificios sociales como los que vivimos estos días, para acabar con la desigualdad, por ejemplo?

La humanidad debería aprender de esta pandemia lo frágiles que somos y que solo si nos unimos podremos vencer esta y todas las demás guerras. No será fácil que lo aprendamos, pero, al menos, los que creemos que solo en la unión y la lucha en común contra la injusticia está la solución a los males del mundo, no dejemos de repetirlo, con palabras y obras, a nosotros y a nuestros hijos. ¡A lo mejor contagiamos a alguien, esta vez para bien!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios