Eso hacen, en mi opinión, las palabras de Francisco reproducidas en el libro La vida después de la pandemia", que contiene las intervenciones del Papa entre el 27 de marzo y el 22 de abril.

Palabras de esperanza y compromiso que me pregunto si servirán para algo. En Grecia a los esclavos se les llamaba "aprosopos", es decir, "los sin rostro", "los que no vemos". ¿Haremos lo mismo con lo que ha dicho Francisco, y lo ignoraremos? Imagino a más de un amigo gaditano: " ¿Leer yo al Papa? ¿Bromeas, Javier?".

El Papa no está para bromas. Este es tiempo, dice: "de eliminar las desigualdades, de reparar la injusticia que mina de raíz la salud de toda la humanidad". Tiempo, también, de cuidar el planeta, porque "no hay futuro para nosotros si destruimos el ambiente que nos sostiene".

Para no repetir el pasado en el futuro nos pregunta: "¿Por qué no pasar a algo mejor?... Pensemos valientemente fuera de esquemas. Después de lo que hemos pasado este año, no deberíamos tener miedo de aventurarnos por nuevos caminos y proponer soluciones innovativas".

Y añade: "Espero que este momento de peligro nos saque del piloto automático, sacuda nuestras conciencias dormidas y permita una conversión humanista y ecológica que termine con la idolatría del dinero y ponga la dignidad y la vida en el centro".

No, el Papa no bromea. Nosotros, tal vez sí.

Dirigiéndose a Cristo resucitado, dice: "No nos hemos detenido ante tus llamadas, no nos hemos despertado ante guerras e injusticias del mundo, no hemos escuchado el grito de los pobres y de nuestro planeta gravemente enfermo. Hemos continuado imperturbables, pensando en mantenernos siempre sanos en un mundo enfermo".

¿Seguiremos así? Tras el coronavirus el Papa se pregunta si nos golpeará otro virus peor: el del "egoísmo indiferente". Frente a él, Francisco "nos invita a elegir entre lo que cuenta verdaderamente y lo que pasa, para separar lo que es necesario de lo que no lo es".

Este Papa, ¿no nos estará pidiendo demasiado?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios