Educación Un gaditano consigue la devolución del dinero de un máster contratado que no cumplía las expectativas

Análisis

José guerrero 'yuyu'

Orden, orden

Veremos que Cádiz vemos hoy, si el del orden férreo o el del santo al cielo prontito

Pues vuelve la Liga después de la ojana esta de la Liga de las Naciones, que tiene menos interés que la biografía de Richard Claydermann, el gachó ese que tocaba el piano en los 80. Entre eso y los amistosos tenemos unas competiciones que se mean encima de las precauciones de los clubes en materia sanitaria y nos devuelven a los jugadores con un hermoso coronavirus. Maravilla. Pero esto es lo que hay para recibir al líder. Eso y quitarse la espinita de lo del Wanda, donde encajamos de golpe todo lo que no habíamos encajado fuera antes. ¿Buscar culpables?, creo que sería injusto. Ledesma tuvo un fallo gordo, sí, pero venía de darnos muchos puntos en partidos anteriores. Tampoco anduvimos finos en el segundo gol, pero tampoco hay que crucificar a nadie. El partido se rompió demasiado pronto y el Cádiz no está acostumbrado a eso, a encontrarse partidos cuesta arriba tan pronto.

Al Cádiz le gusta eso de comerle la moral al contrario a base de defenderse como espartanos y aprovechar alguna contra. Pero en Madrid no se dieron ninguna de esas circunstancias. Y es que posiblemente el Cádiz no tenga plan B. Juega a lo que juega y alguna vez saldrá cara y otras cruz. Y en fútbol no se gana cuando se quiere sino cuando se pueda. Claro que esa manera de jugar exige una enorme concentración y una mentalidad fuerte que casi cuenta más trabajo mantener que el propio sistema de juego. Porque cuando se ganan cuatro partidos seguidos fuera de casa quizás uno tiende a pensar que va a poder repetirlo ante cualquier equipo y la más mínima pájara te da un baño de realidad, máxime cuando tienes enfrente a un equipo como el Atlético de Madrid.

Jugando así podemos sacar muchos puntos (de hecho los hemos sacado) pero es necesario meterse en el coco que cada partido es un mundo. Si no, estamos perdidos. Cervera cogió un cabreo grande por los regalos de los dos primeros goles y lanzó el aviso. Ante la Real toca volver a ordenar la cabeza y trabajar duro para desesperar al rival, que es lo que nos ha funcionado. Y estoy convencido de que nos va a seguir funcionando.

Pero también viene bien mentalizarse de que partidos como el del Wanda podemos ver unos cuantos esta temporada, y más por méritos de los demás que por deméritos nuestros. Esto es primera División y hay unos cuantos equipazos sueltos por ahí.

Veremos que Cádiz vemos hoy ante la Real, si el del orden férreo o el del santo al cielo prontito. Esperemos que el primero, para ver si somos capaces de estrenar victoria en Carranza pese a las bajas. Eso sí, Cervera estará cautelarmente en el banquillo. Debería estarlo las próximas cuatro semanas pero en la "democrática" sociedad del siglo XXI aún hay gente que no permite críticas.

Veremos si son tan valientes con todo el mundo, pero me temo que los nombres van a pesar demasiado. Ojalá hoy podamos estrenar la primera victoria de la temporada en Carranza, ante el líder, con nuestro querido Theo Vargas narrando el gol de la victoria desde arriba. Sería el mejor homenaje.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios