Si piensas que soy incapacitado, pues mira has acertado’… Cuando a pesar de los neointrasingentes, discafóbicos y mal encarados de nuevo cuño que ahora ocupan cuotas de pantalla plana hasta hace muy poco impensables, la sociedad, la buena gente de toda la vida es capaz de revolverse contra toda esa basura humana y situar en un escenario tan emblemático como el Teatro Falla al cuarteto carnavalesco dirigido por Álvaro Galán Merda, merda, mucha merda, para, entre otras cuestiones poner en valor y desenmascarar al mismo tiempo las venturas y las miserias que el ser humano atesora a lo largo de su larga existencia.

Tenemos en El Puerto la enorme fortuna de contar con asociaciones como Afanas, Apadeni, La Gaviota, Afemen, y Afa Puerto entre otras, que derrochan día a día clases magistrales de generosidad, desprendimiento y nobleza para con nuestros semejantes con distintas diversidades funcionales. Asociaciones a las que por cierto hay que ayudar en todo lo que se pueda precisamente por la impagable labor que realizan. El Puerto no suele dejar en la estacada a nadie, y saca lo mejor de sí mismo y de su gente para propiciar y allanar el tránsito de la vida a los más desprotegidos, a Los nadies del poema de Galeano, retratos que son de corazones tiernos y puros.

‘Si piensas que soy el tonto del pueblo estás un poco anticuado’… así se reivindican como parte de la normalidad ante el público gaditano y ante el mundo entero a través de la redes sociales estos cuarteteros afrancesados que no tienen ni un pelo de tontos y que, considero son muy conscientes de su papel en el concurso de agrupaciones carnavalescas desagraviando con su presencia los oscurantismos sufridos en épocas pasadas por sus iguales.

El vals de la diversidad… es con el que rematan su faena en la catedral de los ladrillos coloraos. La corte parisina en todo su apogeo versallesco del siglo XVIII se vio reflejada más diversa, humana y evocadoramente que nunca. Y así nos lo apostilla el actor y dramaturgo estadounidense Neil Marcus cuando nos recuerda que ‘la discapacidad es un arte y una forma muy ingeniosa de vivir’. Gracias por tanto, cuarteto, y mucha merda para el futuro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios