Ami buen y añorado amigo, Luis, le apreciaba por su amabilidad y enorme cadismo desde que vino al mundo. Amante de todo lo referente a Medina Sidonia, donde nació, y a Cádiz, donde residía. Se hacía querer, algo lógico: dicharachero, siempre con una sonrisa, no hablando mal de nadie, aunque discrepara, principalmente en temas relacionado con el fútbol. Afable, atento y con una gracia muy especial, aunque poniendo el punto y coma a sus criterios, ya fuesen en una entrevista como cuando llamaba a las tertulias radiofónicas. Así era 'Luis, el guardia', como muchos le conocimos con su uniforme de 'queu' (como se llamaban a los policías locales, en aquellos tiempos) en la puerta del Ayuntamiento.

Luis era tremendamente sencillo y humilde, pero con una grandeza humana enorme, que superaba su estatura. Se nos ha ido a sus 84 años y deja aquí a su esposa, Carmen Fabra, con la que estuvo casado casi 60 años y de cuyo aniversario nos hicimos eco en ¡Ese Cádiz…Oé!, una revista a la que apoyaba y tenía una gran admiración, igual que a mi hija Elena y a mi, nos profesaba un gran cariño, recíproco.

Sus restos reposan en la ciudad que le vio nacer, como buen asidonense. Así lo quería y así ha sido. Toda su vida de cadista, desde el 'Mirandilla', pero cadista de los de verdad, estuviese el equipo en la categoría que estuviera y presidiera el club éste o aquel. Y por si fuera poco acérrimo defensor de 'Estadio Carranza', apoyando siempre a su querido hijo Manuel Pérez Fabra, que lidera la Plataforma 'Estadio Carranza'. Un hijo digno de la categoría humana de su padre.

Se ha ido en un suspiro, en un infarto, que le ha evitado sufrir aunque ya tenía los achaques propios de la edad. Eso sí, días antes, pagaba su abono para la próxima temporada del Cádiz, que lo verá desde el Cielo y rodeado de grandes cadistas, entre ellos su paisano, Manuel Irigoyen, del que hablaba con el orgullo de proclamar que tiene una peña con su nombre en Medina Sidonia y que es el mejor presidente de la historia del club cadista.

¡Qué buena gente, Luis 'el guardia', de las de verdad!. Descansa en paz, querido. Un fuerte abrazo a su esposa, sus hijos y familiares. El cadismo pierde a un tipo genial, ¡Ese Cádiz…Oé!, a uno de sus más fieles lectores, y nosotros a un buen amigo. Siempre estarás en nuestro corazón. Gracias, Luis.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios