Hay un proverbio irlandés que me parece fantástico: "Los ladrillos forman la casa, las risas de los hijos el hogar". Les invito a aplicar este proverbio a la ciudad de Cádiz.

Digamos que una ciudad, su presente y su futuro, se construye a base de ladrillos. De acuerdos municipales, por ejemplo, que, respaldados por una legítima y suficiente mayoría en el Ayuntamiento toman decisiones sobre qué hacer o dejar de hacer en Cádiz.

Se me ocurre que con buenos ladrillos la obra será mejor que si aquellos son de mala calidad. Y se me ocurre pensar que ladrillos -léase, disposiciones municipales- que sean fruto del consenso de las fuerzas políticas que hay en Cádiz serán de más calidad, resistirán más y proporcionarán un mejor presente y un mejor futuro a la ciudad, que aquellos que salgan adelante con el solo respaldo de la mayoría necesaria pero sin contar otras voluntades, ausentes o contrarias. A veces, al menos eso me pasa a mí que vivo en Cuba a miles de kilómetros, no logro entender lo mucho que a los políticos gaditanos les cuesta ponerse de acuerdo en algún tema. Me alegra saber que recientemente hubo decisiones municipales adoptadas por unanimidad pero, ¿cuánto tiempo hacía que eso no pasaba? Y, ¿cuándo volverá a suceder? Si eso ocurre en Cádiz, ciudad que queremos mucho pero que es muy pequeñita, ¿cómo podremos pedir a otros que se pongan de acuerdo ante problemas de España o del mundo?

Pero no todo es cuestión de ladrillos. El hogar lo hacen las risas de los hijos, y, si me lo permiten, añadiría yo, los sueños de los hijos. ¿Sueñan los gaditanos con un Cádiz mejor? ¿Están dispuestos a comprometerse con esos sueños que contienen lo mejor de lo mejor para sus hijos, nietos y biznietos? No es tarea solo de políticos, también de ciudadanos de a pie: ¿Queremos algo mejor para Cádiz, estamos dispuestos a decirlo en voz alta y a trabajar para conseguirlo? A veces, a miles de kilómetros, tampoco escucho ni esas risas ni esos sueños. Y me da mucha pena.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios