Análisis

juan clavero

Incongruencias políticas

La mayoría de los partidos políticos que han obtenido escaños en el Parlamento andaluz ya están haciendo gala de sus incongruencias; les ha faltado tiempo para hacer lo contrario de lo que han venido predicando. El PP ha sido el adalid de que gobierne la lista más votada. Ahora apoyan que gobierne la segunda, con un pacto de perdedores fraguado en los despachos. Se oponen a negociar nada con los partidos independentistas porque ¡son inconstitucionales!; pero se lanzan a los brazos de Vox, la extrema derecha, hijastros del franquismo, con los que Casado se siente cómodo.

Ciudadanos -los de la matraca del "Bloque Constitucional"-, están dispuestos a pactar con lo más inconstitucional que hay en el espectro político español. Y se abrazan al método que tanto han denostado: obtener en los despachos lo que no han conseguido en las urnas.

Susana Díaz se presenta como ganadora, inmune al tremendo varapalo recibido. No se quiere enterar que los tiempos han cambiado; ahora no gana quien tenga más votos, sino quien sea capaz de componer mayorías parlamentarias, y su soledad es manifiesta.

También han demostrado ser incongruentes muchos ciudadanos a la hora de votar. Votan a Vox la mayoría de los agricultores del Ejido, esos que han hecho fortuna explotando a los inmigrantes, muchos ilegales. Si los expulsan, ¿quién va a trabajar en los invernaderos?

En las lujosas urbanizaciones de la Costa Oeste de El Puerto, Vox ha quedado como segunda fuerza, superando el 25% de los votos. ¿También quieren expulsar a los inmigrantes? No veo a las señoras enjoyadas ni a los caballeros con el polo Lacoste, pantalón naranja, mocasines y pulsera con la bandera de España fregando las casas, paseando niños o cuidando a los abuelos y abuelas. En el Poblado de la Base Naval de Rota ha ganado Vox. Es muy preocupante que los que tienen como misión defender a España, apoyen a un partido con valores anticonstitucionales. España es el pueblo español, el Estado constitucional y sus valores democráticos.

Incongruentes también los miles de vecinos de barrios populares que han apoyado a Vox, un partido que tiene en su programa eliminar el sistema público de pensiones, traspasar fondos de la enseñanza pública a la privada, o derogar la ley contra la violencia de género.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios