Análisis

José guerrero 'yuyu'

Gracias

Gracias por habernos devuelto a la élite, por soñar con volver a hacer gestas imposibles

Se acabó, que diría María Jiménez. No pudo ser el sábado porque al Cádiz no le va eso de ascender en casa (vistos los antecedentes de Elche, Las Palmas, Irún, Alicante, Jerez, etc) pero fue el domingo, para que fuera todo más festivo. Al equipo le pudo la presión en el partido ante el Fuenlabrada pero eso ahora no le importa absolutamente a nadie. Hemos vuelto a Primera División y por la puerta grande: a falta de dos jornadas y pudiendo ser campeones. Éxito total. Un éxito que tiene varios factores. El primero indudablemente es el de los futbolistas, que son los que marcan y evitan los goles. Pero casi empatados en porcentaje de éxito hay poner a Álvaro Cervera. Fiel a sus ideas hasta la muerte, hasta en los peores momentos de la liga. Y el tiempo le ha dado la razón. Ha callado bocas a sus detractores, salvo a los que quieren ascender jugando como el Brasil del 70 pero a esos no los vas a convencer jamás. Pero también es lógico que la gente dudara en ese camino. No se puede crucificar a nadie por haber dudado. Hasta el mismo presidente, Manolo Vizcaíno, ha declarado que hubo momentos en que pensó que se escapaba el ascenso a Primera.

Porque dudar es de humanos y eso no hace menos cadista a nadie, aunque algunos crean lo contrario. Vizcaíno ha sido otro de los artífices de todo esto. Cuando llegó, con un equipo en Segunda B, dijo que devolvería al Cádiz a Primera División y dicho y hecho. Así que no queda mas que dar las gracias a todos los futbolistas, técnicos, empleados y directivos del Cádiz, además de a la afición por haber empujado mientras pudo. Gracias por habernos devuelto a la élite del fútbol español, por soñar con volver a hacer gestas imposibles, por honrar la memoria de todos esos cadistas, ilustres o no, que nos dejaron este año.

Con esta sin acabar se abre otra temporada de sueños, con la idea de no volver a Segunda en un tiempo largo. Es un sueño. Un sueño bonito, además. No ya solo por el ascenso, sino por la cantidad de alegría y reconocimiento que estamos recibiendo los cadistas de parte del planeta fútbol. Al fútbol le gusta que el Cádiz esté en Primera y ese es el mejor regalo que puede hacernos este deporte. Y ya que estamos, vamos a rematar la faena quedando campeones de liga en Segunda División. Porque el Cádiz se lo merece y sería la guinda al pastel. Es verdad que todos firmábamos ascender directamente, aunque fuéramos segundos. Pero ya conseguido el ascenso, queremos un poco más.

Sobre todo porque el equipo y el técnico se lo merecen. Porque son los que han pasado todos los nervios, los malos ratos, las malas críticas, los que se comieron las dudas de todos nosotros, los que confiaban en que por más que dijera la gente en los malos resultados ellos iban a sacar esto adelante. Y lo han hecho. Para alegría de todos nosotros. Gracias de todo corazón por ese esfuerzo. Por llenarnos de tanta felicidad. Y hoy vamos a volver a darlo todo, para demostrarle a nuestro querido Manolo Santander que sí que nos importa ser campeones. Gracias mil.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios