Análisis

María González Forte

Encuesta sobre limpieza

Siempre que se habla del derecho a huelga del trabajador, la respuesta de cada uno dependerá de su propia experiencia. Algunos lo vivirán como calamidad y otros, como algo a lo que no hay que renunciar porque se debate la mejora de los trabajadores del sector convocante.

Busco sinónimos, para no repetir “trabajador” y aparece: afanoso, hacendoso, cuidadoso, solícito, celoso… ¡Madre mía! ¡Qué cosas tiene este diccionario!

Para no andarnos por la rama, suponemos que el trabajador de la enseñanza, de la sanidad, o del sector servicio, se puede poner en huelga, si cumple primero con su trabajo de modo afanoso, hacendoso, cuidadoso… y considera que, cumplido su deber, puede optar por la mejora de sus derechos.

Si la encuesta se hiciera sobre la limpieza en nuestra ciudad, todos diríamos algo parecido. Lo que estamos usted y yo harto de verificar, de sufrir y de comprobar. Sí. Eso mismo que estamos pensando. Con este alcalde y con el otro y con el otro… Demasiados suponen que ha podido responder a una manipulación política antes las próximas elecciones. Si es así, quisiera saber qué grupo la fomentó, para no votarle jamás, claro. Muchos llegamos a la conclusión de que no es cuestión de quién nos gobierne sino de por qué, a determinados sectores se les consienten licencias que a otros, jamás se les permitiría.

Si preguntaran a cuántos perjudicaron el hacerla coincidir con las motos ─ tipo hoteles, bares, restaurantes, alquileres─ nadie dudaría que han fastidiado lo más.

¿Qué por qué me meto en lo que no me importa? Anda, porque El Puerto me importa muchísimo. Quiero que huela a flores, tenga los jardines cuidados y sus calles y paredes limpias.

Una amiga vasca me dice que en su tierra, la misma empresa tiene a la ciudad limpísima. No entiende cómo aquí… Nosotros tampoco. Paga justo por pecador: no todos sus empleados cambian la escoba por el móvil, ni arrinconan sus enseres de trabajo y desaparecen. ¿Exagero?

No entiendo cómo funciona este colectivo, ni por qué seguimos pagándoles con nuestros impuestos de trabajadores. Ojalá que el fin de la huelga suponga una ciudad más limpia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios