Análisis

alejandro barragán

Eme punto de censura

Miren lo que me pasa. Hoy quisiera hablar de una cosa concreta, local y de andar por casa, pero resulta que me derrapan los versos en misión de aventura... En dación de cordura. Nación de locura. Mansión de tiesura. Corrupción de basura. Estación de tortura. Una abominación de prefectura, y que sea lo que dios quiera. Torsión de factura. Tensión sin cobertura. Prisión sin cerradura. Mención especial para la usura.

Por mucho que intento de cambiar de tema, he aquí mi disfunción en la escritura. Intención de fractura. Opción de rotura (de saque, para set y partido). Pasión por la escultura. App de pintura para el móvil. Sección de cultura. Moción de lectura. Y sigo: Sanción de tersura. Erupción de tonsura. Liposucción de dulzura. Cesión de frescura. Ambición de hermosura. Duración de la postura: indeterminada. Ovación a Nakamura (el ajedrecista, no el futbolista). Es horrible la sensación de hartura. Conmoción de ternura. Revolución en Otura (Granada). De Gijón a Cortadura. El Nervión y el Segura son dos ríos muy distintos. La legión se satura. Napoleón en la llanura. Cicerón y su catadura (catadura moral, se entiende). Escipión y su compostura, si es que la tenía.

Lucho contra mí mismo y trato de frenar como sea esta disrupción de la criatura (el texto). Uso punción y sutura, pero nada, no puedo, no hallo solución a la tesitura. Lesión de cintura. Poción de levadura. Loción de quemadura. Depilación de rozadura. Fundición de herraduras (o herrería). Fricción entre costuras. Micción en miniatura. Y aún hay más: Citación en sepultura. Dejación de asignatura. Libación sin premura. Fracción de gordura (al menos, un tercio). Ración de fritura. Melón que madura. Limón en raspadura. Canción de verdura. Noción de caradura, magistratura, judicatura, jefatura, legislatura. Digestión de candidatura. Mutación de dictadura.

Esto es lo que me pasa: Una opinión contranatura. Animación en partitura. Es, sobre todo, la gran función de la eme punto de censura.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios