Análisis

Montiel de arnáiz

Día mundial de Camarón de La Isla

Escudier ha hecho un trabajo merecedor de un Premio Goya a la mejor serie documental;

Berza y surtido de pescado frito. Ese fue el menú del que disfrutamos José Escudier y el que les escribe en la Venta de Vargas. Fue una larga y emotiva conversación con el próximamente afamado director de Camarón: de la Isla al Mito, la serie documental que se estrenará en Netflix el próximo día 18 de julio para todo el orbe. Tras una premier realizada en la propia Isla de Camarón hace pocos días, el día del Carmen se hará otro preestreno en las Tres mil viviendas de Sevilla y dos días después podremos ver, uno tras de otro, todos los capítulos que este isleño nacido en Cádiz ha pergeñado-con arte de relojero y amor de madre- sobre el mayor genio del flamenco; el dios de los gitanos.

Escudier ha hecho un trabajo merecedor de un (inexistente) Premio Goya a la mejor serie documental; una Ópera Prima digna de estudio y admiración, hecha entre Sevilla y La Isla. Pero estábamos hablando de berza en la Venta de Vargas y eso es cosa seria. José me contaba los devenires, sus tristezas, aquellos secretos que consideraré profesionales. Yo le hablaba de Montero Glez y de Saurom, buscando paralelismos forzados entre los procesos creativos de biógrafos musicales. José Escudier es ese tipo al que acabas de conocer y lo sientes viejo amigo de los que se cuentan con los dedos de una mano y te sobran dedos: ello es fruto de su desbordante pasión, de su intensa mirada de ojos marrones -como los de Teresa Rodríguez- de un genuino man on a mission.

Y en una de estas levísimas intervenciones mías le comenté algo que Raquel -ya sabrán ustedes pronto quién es Raquel- me había dicho el día antes: "Patricia Cavada debería fomentar la creación del Día Mundial de Camarón de La Isla". Totalmente de acuerdo, pensé, seguro que Irene García, presidenta de la Diputación Provincial de Cádiz, y Susana Díaz, jefaza suprema andaluza, estarían también por la labor. Escudier acogió la idea con agrado e incluso aportó su opinión: "Debería ser el 5 de diciembre, en la fecha de su nacimiento".

Al día siguiente entré en Google y tecleé "Día internacional de". Junto al día contra el Bullying en una fecha tan española como la del 2 de Mayo, descubrí que el día de mi santo es el día internacional del Rock, que el 17 de julio es el Emoji World Day o que el 4 de febrero es el Día Mundial del Orgullo Zombie. Desgraciadamente, el 5 de diciembre ya está cogido así que desde aquí propongo a estas tres mujeres poderosas y flamencas de arte y compás que se adopten las medidas oportunas para que el 2 de julio -fecha del fallecimiento de José Monje Cruz- se consagre oficialmente como el Día Mundial de Camarón de La Isla. Y cuanto antes, señoras, no vaya a ser que nos coman la berza, digo la fecha.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios