DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Análisis

José pettenghi

El Día de la Liberación

Imagino el día en que todo se normalice y podamos salir libres a la calle. Ojalá aún sea primavera. Y como soñar es gratis, lo sueño como el Día de la Liberación de París, inmortalizado por la cámara de Cartier-Bresson, con flores, sonrisas, abrazos y besos. La esperanza de un pueblo que tanto había sufrido.

Quiero imaginarme ese día por las calles de Cádiz, ver feliz a la gente que ha padecido, además del miedo al miedo, el encierro en casas humildes, con incomodidades, con niños, con más personas de la cuenta.

Hay quien propone para ese día banderas, pretenciosos monumentos y desfiles militares. Pero eso no es del pueblo, ni es para el pueblo, que lo celebrará como celebra las cosas la gente sencilla: en medio de la calle, con besos y flores, valorando un abrazo de verdad y un sincero apretón de manos. Como lo celebró París aquel 25 de agosto de 1944.

Además, con ese día llegará, espero, la conciencia de que somos ciudadanos, elementos activos de la sociedad, y no pavos inertes que meten un voto en las urnas cada cuatro años. Y que podemos hacer frente al poder que nos quiere calladitos y sumisos. El confinamiento ha sacado a flote lo mejor de nosotros.

Y también lo peor, y así se ha retratado el indiferente que ha callado por conveniencia o cobardía. Y la carcundia, ensimismada en el incienso de sus supercherías. Y exitosas empresas haciéndose las guays (La caridad tiene muy buena prensa, mejor que la solidaridad. Ya nos recordarán lo guays que han sido). Y expresidentes huyendo como ratas de un Madrid infectado para jugar al paddle en Marbella.

Ese día la memoria vencerá al olvido, y la fraternidad sacará brillo a la libertad y a la igualdad. Tratemos, nosotros el pueblo, de que ese día se oiga el último estertor de un sistema que sustituyó la justicia social por el mercantilismo duro, los apoyos solidarios por préstamos abusivos y la cooperación internacional por explotación; que justificó recortes, despidos y privatizaciones, que permitió el deterioro del planeta, burbujas económicas, paraísos fiscales y sucios tráficos, hasta de personas.

Será el Día de la Liberación. O de la Liberacción

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios