Crónica de San Juan de Dios

Melchor Mateo

mmateo@diariodecadiz.com

Vía libre para la renovación del PP

Los nombramientos a nivel andaluz están facilitando el cambio de caras en el equipo de Juancho Ortiz

José Manuel Cossi y Juancho Ortiz, el día que presentaron su lema de la candidatura de este último. José Manuel Cossi y Juancho Ortiz, el día que presentaron su lema de la candidatura de este último.

José Manuel Cossi y Juancho Ortiz, el día que presentaron su lema de la candidatura de este último. / Jesús Marín

Un problema repetido

En el mundo del fútbol suele darse la paradoja de que las grandes selecciones campeonas suelen sufrir un fracaso final porque no se llega a hacer la renovación en el momento preciso. Los seleccionadores suelen mantener a los que le han dado los éxitos a pesar de que dan señales de agotamiento y, finalmente, viene el naufragio que ya obliga a derribar el edificio y empezar a hacerlo de nuevo.

Algo así es lo que le puede estar pasando al Partido Popular. Hace cuatro años se venía barruntando que iba a estar al borde la mayoría absoluta o que incluso podría perderla después de 20 años de paseo militar. El día del partido cumbre, el de las elecciones municipales, el resultado fue mucho peor del esperado, a pesar de seguir siendo la formación más votada. El efecto Teófila no funcionó esta vez y la creencia errónea de que la ex alcaldesa ganaba los comicios sola, se vino abajo. Con ella iba toda su guardia pretoriana, parte de las personas que habían gobernado la ciudad durante tantos años con gente como José Blas Fernández, Ignacio Romaní, Mercedes Colombo, Vicente Sánchez y el ahora candidato a la Alcaldía, Juancho Ortiz.

Era un equipo acostumbrado a gobernar que de la noche a la mañana se veía en la bancada de la oposición.

La cabeza de cartel no se discutía entonces en el Partido Popular, aunque tras los fastos del Bicentenario algunos pensaban que posiblemente Teófila Martínez podría dar un paso al lado para que se formara un delfín, pero eso no ocurrió finalmente.

El cambio

La pérdida de la Alcaldía ha obligado al Partido Popular a hacer un reseteo a marchas forzadas, a realizar una renovación que se mueve entre la mirada atrás y un proyecto nuevo con gente que ni siquiera estuvo en el ámbito de poder de la época de las mayorías absolutas en la ciudad de Cádiz.

La persona elegida para pilotar la nave ha sido Juancho Ortiz, que sirve de eslabón entre el pasado del gobierno del PP y el cambio generacional que debe venir con esta formación.

Ortiz es el maratoniano de cara a las próximas elecciones municipales. Es el que lleva más tiempo de campaña teniendo en cuenta que ahora tienen que acostumbrar a un electorado en el que la figura omnipresente del PP durante mucho tiempo ha sido la de Teófila Martínez.

El Partido Popular ha recibido un regalo inesperado con la presidencia de la Junta de Andalucía y hay que esperar lo que pueda pasar el 28-A en las generales después de vivir un proceso interno en el que la gente se ha tenido que definir en varios bandos.

Ese cambio en el panorama en Andalucía ha traído consigo que estén teniendo que ocupar puestos políticos que estén causando un efecto dominó que llega a la salida obligada de concejales del grupo municipal y que, por lo tanto, la renovación se produzca de una manera menos traumática.

El triunvirato que permanecía desde 1995 en el proyecto del Partido Popular va a salir de la Corporación municipal. Una de ellas ya lo ha hecho, Mercedes Colombo, que ha sido designada esta semana para ocupar una delegación territorial. José Blas Fernández, hombre que lleva en la Corporación desde 1983, no va a continuar en el ayuntamiento de Cádiz. Y Teófila Martínez, tras anunciar hace un año que no iba a ser la candidata, tampoco estará en las listas del PP. La ex alcaldesa ha entrado en toda suerte de quinielas sobre puestos que aún están sin nombrar por parte de la Junta de Andalucía.

Entre las incógnitas de los pesos pesados del pasado popular está Ignacio Romaní, que se encuentra aún involucrado en los juzgados con el caso de su tesis doctoral y Aguas de Cádiz. Una de las posibilidades es que también pueda encontrar acomodo en las candidaturas que pueda haber ahora en las elecciones generales.

Bruno García León continúa de momento en el grupo municipal y podría hacerlo en el futuro si él quisiera, a pesar de que ha pasado a formar parte del grupo del Partido Popular en el Parlamento de Andalucía. Bruno fue una de las personas que se llegaron a barajar como posible candidato pero casi él mismo se descartó.

Esto que puede ser necesario, también podría ser un problema si se diera la posibilidad de gobernar, ya que prácticamente todo el equipo sería nuevo. Entre las caras nuevas que entrarán está la de José Manuel Cossi, que será uno de los hombres fuertes.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios