Análisis

SANTI ROJAS

Crema indostaní para Sonsoles

Tras tanto Ya es mediodía y domesticar a las criaturas de los realities de Telecinco, Sonsoles Ónega se nos acaba de marchar de vacaciones, así que a pie de piscina le vamos a servir esta crema de inspiración de la ciudad hindú de Goa, de herencia portuguesa. La vivaracha contertulia y escritora de Mil besos prohibidos no se va a resistir a este plato vegano.

Necesitaremos para Sonsoles y tres habitantes de La casa fuerte un litro de caldo de verduras, 250 gramos de lentejas (remiradas, que no haya impurezas), 300 gramos de cebolla, 300 gramos de tomate maduro de Níjar, 300 gramos de patatas de Sanlúcar de Barrameda, 150 gramos de zanahorias, ajo, una cucharada de curry en pasta y para la salsa de yogur de remate, dos yogures sin azúcar, un poco de apio, comino. aceite de oliva y cilantro.

En un fogón que pongamos apartado a la piscina donde se encuentre la hija de Fernando Ónega, pochamos en aceite la cebolla bien picada, las patatas y zanahorias cortadas en cubitos y rehogamos. Añadimos el tomate pasado por el chino (chino de triturar, se entiende) y cubrimos con el caldo. Añadimos las lentejas y dejamos a fuego medio lo que dura un informativo de Piqueras, algo menos de media hora, añadimos el curry y comprobamos el punto de sal. El guiso lo podemos dejar tal cual, como una acusación contra Fani, pero es mejor batirlo y darle el punto de crema.

Enfriamos como a un espectador de Yola Berrocal. Al servir en cuencos al borde de la piscina (el borde de mampostería) añadimos con arte la salsa de los yogures, con el apio muy picadito, aceite, comino, cilantro y sal. Sonsoles se nos queda a charlar toda la tarde.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios