Análisis

Tito Valencia

Comienzan las dudas

Todo es culpa de una serie de políticas equivocadas que se han dado en la ciudad

La Consejería de Fomento y el Ayuntamiento han indicado que avanzan en las posibles formulas de financiación posible para acometer las obras de la, tan necesaria, remodelación de la Plaza del Rey. Es decir que, según el comunicado, todavía no hay financiación para acometer esta obra que, recordemos, fue aprobada en los anteriores presupuestos participativos y una de las prioridades del actual gobierno municipal. Además, se estudia financiar la obra con los compromisos adquiridos por la implantación del tren tranvía por la calle Real.

No olvidemos que quedó pendiente la remodelación de dicha plaza (otra más) porque se iba a construir un aparcamiento subterráneo (otro más) que no se hizo y se quedó la plaza como está, un desastre de urbanismo para la categoría de la misma. La verdad es que de los presupuestos participativos anteriores no se han realizado ningún proyecto y ya están pendiente de aprobarse los segundos. Pero lo preocupante es lo de la financiación. Me decía un amigo que creía que después de tantos anuncio las obras estarían a punto de comenzar y claro, se ha llevado una decepción al leer el comunicado. Y decía más, ¿es lógico que se le ofrezcan a los ciudadanos poder elegir entre varios proyectos sin contar con la debida financiación de los mismos? Mediante la votación popular ( y no tan popular), ¿de quien es la responsabilidad del incumplimiento? ¿De los vecinos que los votaron? ¿Del Gobierno Municipal que no los votó? Ésta es la pregunta que hoy se hacen muchos politólogos y sociólogos a cuenta de las políticas asamblearias que están dando resultados, como mínimo, problemáticos para la globalidad. Por ejemplo, el Brexit.

Pero la plaza nos lleva además a una reflexión. Qué pasa con los demás proyectos que están pendientes. Son solo anuncios. Es solo un deseo del Gobierno. Es una política de probabilidades. ¿Qué cuenta con financiación y cuáles no? ¿Cuál es el estado de la ciudad en la actualidad, cuándo estamos a punto de cumplir año y medio de gobierno?

Me decía este amigo con tono preocupante, que lleva varios años fuera de la ciudad, que vuelve a La Isla y se encuentra con la misma película de siempre, no ve cambio alguno, al contrario de lo que si observa en otras ciudades. Y es verdad que los que están fuera, cuando vuelven, son los mejores observadores, los que mejor visualizan si se ha producido algún cambio en su lugar de origen. Y tiene razón, toda la razón. Cierto que este gobierno es el que tiene más claro qué ciudad queremos los ciudadanos. Cierto que ahora existe sobre la mesa un proyecto de ciudad. Como también es verdad que hay muchos proyectos pendientes de financiación. Pero ya muchos ciudadanos comentan que tienen serias dudas de que esos proyectos tengan posibilidades de ser reales. Miren ustedes, existe una foto fija, diaria, que nos lleva a reflexionar sobre el estado actual de la ciudad. Y que conste que no es culpa del actual gobierno. Es culpa de una serie de políticas, llamémosle equivocadas, que han ocurrido en la ciudad. Pasen ustedes por la calle Real sobre las ocho de la mañana. Simplemente desolador.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios