DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La crisis sanitaria ha colapsado el fútbol. Con las competiciones de Primera y Segunda División A no debe haber problemas. Con dinero de por medio (contratos de televisión, de publicidad…), están condenados a entenderse quieran o no.

El problema empieza en Segunda División B y tiene bloqueada las demás categorías. La Federación Española suspendió la liga. Es lo que había que hacer. El coronavirus precipitó la decisión y no había plan B.

Ahora la liga no se puede reanudar y la Federación no está facultada para cambiar el sistema de competición. Ha intentado un acuerdo entre los clubes que es imposible. La Federación también ha propuesto un play-off express y ya sabe dos cosas: que no hay acuerdo entre los clubes, y que si siguen adelante con esta decisión los equipos afectados irán a los tribunales. Si la denuncia está bien argumentada (sobran motivos) y el juez de turno la acepta, de inmediato se paralizaría la competición.

Así las cosas, lo que hay es un colapso federativo. El que decide en esta situación es el Consejo Superior de Deportes (CSD), lo que evitaría muchas demandas porque está capacitado para decidir. Algunos medios han señalado que la Federación busca un amparo jurídico del gobierno para sacar adelante el play-off express. No es exactamente un amparo, sino lo que pretende es que el CSD decida hacer lo que dice la Federación. Pero el CSD también puede decidir declarar nula las competiciones sin ascensos ni descensos y listo.

Si los clubes no se ponen de acuerdo, la Federación debería trasladar la situación a quien compete. Intentar imponer una solución ya sea a los clubes, al CSD o a cualquier persona en general, siempre es un error. El fútbol no es de la Federaciones. El fútbol es de la afición.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios