La censura ha llegado a la escuela. Después de 40 años de democracia parecía impensable el debate que ha promovido la extrema derecha, con el alarmante apoyo de partidos que se denominan de centro y centro derecha.

Invocando torticeramente la libertad de los padres a educar a sus hijos, se pretende implantar la censura en la escuela. Vox, PP Y Cs quieren que los hijos de padres fundamentalistas no asistan a actividades donde se promueva la tolerancia y el respeto a la diversidad; quieren fuera de la escuela todo lo que huela a valores democráticos.

El asunto es muy grave. Con el bulo de que en la escuela se adoctrina, se insulta y desautoriza al profesorado. Esta censura conculca los valores constitucionales de respeto a la igualdad, independientemente de la ideología, religión o tendencia sexual. Quieren la segregación; de los diferentes, pero también de sus hijos, que se quedaran a las puertas del salón de actos, o en el colegio o instituto cuando sus compañeros asistan a alguna actividad que consideren contrarias a su ideología.

Y muy grave es que se pretenda dar a los padres el derecho de veto sobre los contenidos curriculares de los centros escolares, cuando estos están reglados y aprobados por el Consejo Escolar, en el que los padres están representados.

Ahora quieren censurar las actividades para promover la tolerancia ante la diversidad sexual. Pero después vendrá la censura a la tolerancia de razas y religiones o a la acción contra el cambio climático. Y después la exigencia de que se eliminen de los contenidos curriculares la Evolución y ciertos filósofos, escritores o artistas detestados por la extrema derecha. ¡Fuera Machado, Picaso, Alberti y García Lorca de las aulas! En Historia sólo se incluirán los acontecimientos que hayan contribuido a la grandeza de la Patria: la reconquista, la colonización de América, el glorioso Alzamiento Nacional… Nada de revoluciones sociales o constituciones.

Los que dicen querer evitar el adoctrinamiento en la escuela, quieren incluir la censura ideológica. Nada les importa la calidad de la enseñanza, la formación científica, humanística o en idiomas del alumnado; con promover los toros y la caza, y censurar la educación en valores, a lo mejor triunfamos en el Informe PISA.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios