El pinsapar

Cavada se retira

No sé es si esto traerá consecuencias o no porque no es nada agradable que te emplume el Tribunal de Cuentas con unas cantidades nada despreciables y por un motivo más que escandaloso y que da lugar a no felices interpretaciones

Ha actuado más como abogada que como política, aunque su actuación es ciertamente ‘política’, no tengo dudas. Me estoy refiriendo a los informes de fiscalización del Interventor sobre el canon que no había abonado el Club Náutico de la Casería. A consecuencia de los mismos, el Tribunal de Cuentas, el de la Caja Municipal, ¿recuerdan?, la emplumó a ella y a su Concejala de Urbanismo, también al exalcalde Loaiza y al que fue suyo. Como presuntos responsables del quebranto sufrido por las arcas municipales. Al pago de cantidades entre los 20.000 y 100.000 euros. Sí, sí, has leído bien. Cuando se supo la noticia, cayó sobre ella un espeso manto de silencio. Ni una defensa ni un ataque. Algo más que parecido a una consigna: silencio total. Eso sí, hay personación para la defensa, en su caso. De la que ahora se han retirado. Porque los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento dan cuenta de un acuerdo de pago alcanzado con el Club de pescadores deportivos Casería de Ossio, con el fraccionamiento de las cantidades adeudadas y que asciende, con los intereses, a 183.796, 42 euros. Como -leo en la magnífica crónica del asunto firmada el viernes por Arturo Rivera en estas páginas- hay reconocimiento de la deuda y garantías de abono, Conrado Rodríguez, gran bombero del equipo de Cavada, ha informado que el Gobierno municipal ha decidido retirarse del proceso porque el canon ya se está pagando. Las preguntas son tan obvias, y las consecuencias tan evidentes, que para qué formularlas. Está claro que la alcaldesa es abogada y sabe lidiar bien con estos líos. Lo que ya no sé es si esto traerá consecuencias o no porque no es nada agradable que te emplume el Tribunal de Cuentas con unas cantidades nada despreciables y por un motivo más que escandaloso y que da lugar a no felices interpretaciones. ¿Del otro asunto? Nada de nada, que sepamos. En el Juzgado esperando no sé que diligencias con Marruecos, las calificaciones definitivas de la Fiscalía y la apertura del Juicio. Esto es como el tranvía, las unidades de medidas son de diez en diez años. Así que unos diez años de estos podremos saber todo lo que no se sabe del robo de la Caja Municipal, digo los ladrones, los responsables, el modus operandi y aquello que se suele llamar “verdad judicial”, que no será la verdad total, ojalá lo fuera, pero será la verdad que más se le parezca.

Todo va en sordina en estos tiempos de abre la muralla cierra la muralla, es como lo de San José, lo que acabará siendo el antiguo Hospital que fue Casa de Socorro y donde llenó de dulzura y amor cristiano a muchas ancianas una religiosa inolvidable llamada Madre Florentina. Mil ojos os contemplan, sabedlo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios