La llamada de Erika se produce al mismo tiempo que las nuevas ministras prometían sus cargas.

-Parece que el nuevo gobierno va a arreglar el problema catalán.

-Yo no soy tan optimista. El problema catalán, solo lo pueden solucionar los propios catalanes, esos millones de catalanes silenciosos hasta hace muy poco tiempo.

-Me refiero a que el nuevo presidente del gobierno español ha ofrecido diálogo al gobierno catalán. Sinceramente pienso que ese asunto solo se soluciona si ambas partes se sientan a negociar. Tu viviste la separación de Eslovaquia y la República Checa. Fue ejemplar.

-Empiezo por decirte que no tiene nada que ver. Checoslovaquia fue "creada" en 1918 tras la primera guerra mundial y en contra de la opinión de ambos pueblos, su separación ejemplar, fue la vuelta a los orígenes que todos querían y a Yugoslavia, también "construido" artificialmente tras la segunda guerra mundial, le costó diez años de guerras, más de 200.000 muertos y millones de refugiados.

-Cataluña nunca en su historia ha sido un país independiente, perteneció a la Corona de Aragón, como Condado de Barcelona, y a partir de la unidad nacional de los Reyes Católicos ha formado siempre parte de España, nada que ver con Checoslovaquia y Yugoslavia.

-¿Cómo se ha llegado hasta la situación actual?

-No es la primera vez Erika. Durante las dos repúblicas españolas también hubo intentos que apenas duraron horas. Hay una causa nueva: la transferencia de la educación a las comunidades autónomas. La enseñanza, en según qué sitios, se ha convertido en la principal arma en manos de los independentistas. Cuarenta años de adoctrinamiento en el odio a España a través de los medios de comunicación públicos y la enseñanza es lo que nos ha traído hasta aquí, eso y la indiferencia de quienes tenían la obligación de cortarlo. Lo mismo está pasando en Valencia y Baleares y partidos constitucionalistas no solo no ponen remedio y protegen a los millones de catalanes, valencianos y baleares que quieren seguir siendo españoles, sino que se alían con los separatistas. La dichosa Ley Electoral española ha propiciado esas extrañas alianzas, eso y la ambición desmedida por gobernar a cualquier precio. (Continuará)

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios