Análisis

Ana Sofía Pérez Bustamante

Carrilviejos

Me cuenta una compañera que su madre, que sale a la calle con andador, está encantada con el carril bici. Es su calzada predilecta, porque así se ahorra los sobresaltos de las aceras, adoquinados y otras barreras arquitectónicas. Mi amiga le advierte que puede arrollarla una bici o pueden multarla por uso indebido de recursos ciudadanos. La madre argumenta que ella, literalmente, es una persona sobre dos ruedas. El otro día salía en el Diario que el 40% de la población de Cádiz supera los 65 años. La trimilenaria ciudad da una magnífica cosecha de vecinos Gran Reserva. Luego es lógico que nuestro ayuntamiento los proteja. Y que ellos y ellas (que dentro de nada seremos también nosotros y nosotras) se empoderen… Y se empoderan. La madre de mi amiga es una anciana empoderada llena de argumentos. Lo que se dice una mujer de cuidado. Nuestras mayores aquí, normalmente, lo son. Pienso en esas señoras que se saltan cualquier cola como quien no quiere la cosa, mirando al viento e hinchando la pechera, sabedoras de que desde lo alto de la Torre Tavira tres mil años las contemplan y les dicen: "¡Hala, quién dijo miedo, cariño!" No es por molestar, pero creo que nos está haciendo falta un tercer carril: el de las bicis (1), el unidireccional para transportes públicos y residentes motorizados (2), y el carril viejos (con perdón) (3). Por este irían los andadores, las sillas de ruedas, las sillas de bebé, los bebés mismos con sus parentelas, las personas con cuidador, las personas con artritis o personas sin prisa. Todos ellos dentro de nada seremos todos los peatones, así que lo que estoy proponiendo, realmente, es asfaltar las aceras. Lo que no sé dónde irían son los molestos niños en patín, patinete o patines ni los adolescentes de la litrona. No sé si expulsarlos (porque yo tengo prohibido prohibir) o comérnoslos. Por cierto que acabo de ver una señora con parasol. Parasol, no paraguas. Y no era china. Se me ocurre un cuarto carril "fashion", por donde podría discurrir la gente con orgullo. Orgullo de Cai, orgullo gay, orgullo de carnaval, orgullo cofrade, orgullo flamenco. Este carril sería de peaje. Porque alguien tiene que pagar y siempre es mejor que paguen los más chulos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios