Tribunales Condenado en Cádiz por insultar a su cuñado a través de mensajes y audios

La Bolsa española perdió ayer el 1,11% y el nivel de los 6.800 puntos, que había recuperado hace casi dos semanas, afectada por la caída de Inditex y de la banca, así como por la indefinición de Wall Street tras publicarse datos negativos sobre la evolución del empleo en Estados Unidos.

El principal índice del parqué nacional, el Íbex 35, bajó 76,1 puntos, ese 1,11%, hasta 6.763,4 puntos. En la semana cede el 4,34% y las pérdidas anuales acumuladas se elevan al 29,17%.

En el resto de Europa, sólo cayó también París, el 0,08%, en tanto que Londres subió el 0,55%; Milán, el 0,29%; y Fráncfort, el 0,21%.

La bolsa española arrancó con una subida del 1,5% a pesar de la bajada cercana al 2% de Wall Street en la víspera y de la caída de las plazas asiáticas: Tokio, el 1,33%, y Hong Kong, el 0,58%

Pero antes de la apertura de Wall Street, el Íbex ya bajaba y llegaría a perder momentáneamente el nivel de los 6.800 puntos. La falta de rumbo de Wall Street, la caída de Inditex -que ha cedido el 5,01%, el mayor descenso del Íbex- y el descenso de los bancos -su índice sectorial ha perdido el 2,3%- condicionaron el cierre negativo del mercado nacional. De los bancos, que al inicio de la jornada subían, destacó la caída del BBVA, del 3,92%, la tercera mayor del Íbex, mientras que Bankia perdió el 3,8% y Sabadell el 3,64%. Del resto de los grandes valores, todos terminaron con pérdidas: Repsol ha caído el 1,4%; Telefónica, el 0,92%; e Iberdrola, el 0,04%.

El interés de los inversores por la deuda provocó una reducción de la rentabilidad de los bonos, que en el caso del título español se situó en el 0,82%, con la prima de riesgo en 129 puntos básicos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios