DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

En 2010 vivíamos en España una dramática crisis económica, en la que, como ahora, imperaba la incertidumbre y la inestabilidad por la austeridad a la que obligaba la situación de nuestro país. Los jóvenes abandonaban sus casas en busca de las oportunidades que aquí no tenían. Tiempo de recortes y aumento de la desigualdad social.

En 2010, España sufría mucho, como ahora. Sin embargo, hubo un momento transformador: un gol de un paisano de Fuentealbilla, que nos regaló un Mundial a todos los españoles. Un gol en la prórroga que unió a conservadores y a progresistas; a seguidores del Madrid y del Barça; a practicantes y ateos; a monárquicos y republicanos…Un gol que fulminó las barreras entre nosotros, creando un sentimiento de comunidad. El anhelo compartido de ganar un Mundial, como país, nos llevó a todos a unirnos en el mismo barco. Empujábamos juntos, sin mirarnos la etiqueta.

"Tenemos por delante la competición más importante de nuestras vidas"

En 2020, sin partidos de fútbol por el momento, tenemos por delante la competición más importante de nuestras vidas: vencer al COVID-19. Vencer a este virus que tantas vidas se está llevando y que tanto daño está haciendo a los trabajadores y empresarios.

¿Es ahora el momento de caceroladas? ¿Es el momento de ganar votos? ¿Es momento de pedir dimisiones? Veo atónito cómo concejales locales de la oposición azuzan la batalla política. ¿Dónde queda la unión que se pide desde el gobierno central, formado por estos mismos partidos? Veo cómo otros llaman criminales a los ministros que están al frente del barco. ¿Así animamos a los que están en primera línea?

Una crispación política que está calando en la ciudadanía, y que nos arrastra a todos a ponernos la camiseta del partido que votamos. La dos Españas, en su versión más patética. Incluso llevando a actitudes acusatorias entre nosotros, entre la gente del pueblo. Irresponsables que se saltan las medidas de seguridad, por una parte, y policía sin placa al acecho del infractor.

Hay personas que llevan cosiendo mascarillas desinteresadamente desde hace semanas. Empresas que han dejado de mirar sus cuentas de resultados para arrimar el hombro. Estas son las actitudes que nos harán ganar el partido. Iniesta, España necesita que nos vuelvas a unir en un mismo objetivo: vencer al virus y salir reforzados como país, sin dejar a nadie atrás. Esto nos une a todos los españoles. Este Mundial tenemos que ganarlo unidos, como hicimos en 2010.

Ya habrá tiempo de analizar cómo se ha jugado y si son necesarios cambios en el equipo. Pero ahora necesitamos ese abrazo que nos dimos con cada gol del Mundial. Necesitamos ese grito de guerra de Rafa Nadal ante la adversidad, ese ¡vamos! que no distingue procedencia ni acentos. Necesitamos que dejemos de pelearnos y luchemos juntos por salir de esta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios