En nuestra tierra, el término cultura engloba el arte, los poemas de Alberti, las obras de Muñoz Seca, el habla popular, las exageraciones, los pasodobles de nuestras comparsas, el coqueto museo, el festival de comedias, el cine de verano, los talleres de entretenimiento vecinal, la feria y todos sus componentes y substancias y sucedáneos, la alfombra de sal de Los Milagros, el belenismo, las reuniones de casapuerta, las filas para adquirir una gorra de propaganda gratis, el pescaíto frito, los churros, el olor de los pollos asaos, los restaurantes con aires michelines, los bares que antes tenían serrín en el suelo, las bodegas de vino fino y sus hermanos, las salinas, los domingos apretujados en la playa, madrugadas de pesca en espigón, las corridas de verano con olor a colonia, el riquísimo patrimonio histórico, el abandonadísimo patrimonio histórico (que coincide con el anterior al 94,5 por ciento), las ruinas en viviendas y barrios en ruina, la venta al por mayor de drogas ilegales en mercado comarcal, el quiero una casa en el campo con perros y 4x4 en la puerta, papá, relléname la solicitud, las comuniones descomunales, el escupitajo al BIC, los descampados con rematojos y cajetillas de tabaco vacías, las basuras y escombros en pinares, los polígonos parcelados sin edificar, el desempleo como ritmo vital, el subvencionismo, el aparcacochismo, la infancia en interior de recintos residenciales, los grafitis sobre lienzo de ladrillo encalado, las cacas caninas sobre adoquinado, el botellón, el botellín de las 14h, el pelotazo urbanístico, la trampita en la declaración de la renta, la especulación inmobiliaria, la corrupción del poder.

Tanta cultura no cabe en el bono de 400 euros que propone el Gobierno central para la gente que cumple 18 años. Por eso han reducido el concepto a tres o cuatro términos mercantiles. Así que, chavalería, elegid bien. Amazon y HBO os lo agradecerán.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios