DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Análisis

José guerrero 'yuyu'

Año Nuevo, nada nuevo

Quiero el mismo Cádiz en 2019 que en 2018; si me apuran, corregir dos o tres cositas

Si quieren que les sea sincero, lo de "Año nuevo, vida nueva" está muy bien para el que lo quiera. Yo, desde luego, no lo aplicaría en el fútbol que viste de amarillo y azul. Que traducido resulta que quiero el mismo Cádiz en el 2019 que en el 2018. Nada de nuevo, oiga. Si me apuran, corregir dos o tres cositas y pare usted de contar. Porque no sé a qué temporada habría que remontarse para encontrar el Cádiz ilusionando de esta manera en tres temporadas consecutivas. Así que mejor olvidarse de lo nuevo y seguir con lo que nos funciona. Con los polvorones y las peladillas llega a la Liga el tradicional Mercado de Invierno. Mercado de Ojana, debería llamarse, porque para dos o tres cosas buenas que se encuentran, el resto… ni pa carne de puchero. Pero claro, en el Mercado te dan coba según el que vaya a comprar. Si vas buscando saldos y tienes manteca para gastar, pagas a precio de oro lo que no es ni de cobre. Y si mandas a Álvaro Cervera a por la compra, sabe que ahí no se va a comprar a nadie decisivo, sino a buscar refuerzos que apuntalen la plantilla. De todo esto se deduce que en el club se están haciendo las cosas con cabeza, y cuando esta se usa bien las cosas suelen salir. Y esperemos y confiemos en que sigan saliendo tal y como acabamos el 2018. Con victoria clara sobre el Deportivo de La Coruña que, ojo al dato, tuvo una posesión de balón del 70 por ciento, frente a un 30 del Cádiz. Seguro que el video de ese partido se lo han pedido por Reyes Guardiola y Quique Setién, para intentar encontrar una explicación a ese atentado contra sus principios futbolísticos. Porque los filósofos del fútbol sostienen que para ganar hay que tener el balón y lo que dice la realidad es que para ganar lo que hay que hacer es meterlo, no tenerlo. A algunos les sale bien y después de tenerlo toda una vida, acaban perforando la red. Otros no se lo piensan tanto y en cuanto lo tienen, disparan a puerta y…. ¡anda, si lo hemos metido! Yo prefiero los currantes a los filósofos. Los discípulos de Platón pierden demasiado tiempo en planteamientos y los curritos del balón resuelven las cosas antes. Por eso no verán a Cervera con una toga en la banda, mesándose las barbas. No hay tiempo para ello. Está ocupado en afrontar la etapa decisiva de la Liga, que es la que empieza ahora. A estas altura hemos llegado bien en las tres ultimas temporadas. En la penúltima seguimos dando guerra hasta meternos en play-off.

La pasada nos creímos que lo teníamos todo hecho y nos mató la confianza. ¿Y en esta?. Pues mire, cualquier cosa menos lo del año pasado. El Cádiz no solo está bien, sino que además pone los pelos de punta y activa las alarmas a cualquier rival que se enfrente. Lo mismo que cuando te pierden el respeto en las malas rachas estás perdido, cuando te vienes arriba causas un pavor similar al de El Cid, incluso cabalgando muerto. Y en esas estamos. Por eso no hay que temer a no haber ganado en Pamplona tan solo en una ocasión de dieciocho. Hoy es Día de Reyes. Sueñen.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios