La Junta de Andalucía lleva décadas alardeando de la excelencia de nuestro sistema educativo, pero la realidad es tozuda, y Andalucía se mantiene a la cola de las comunidades autónomas. No pasamos del penúltimo puesto. Si mala es esta noticia, peor ha sido la reacción de los consejeros y consejeras de la Junta responsables de este sumidero de conocimientos. La consejera de Educación ha intentado desacreditar el informe PISA, afirmando que se han escogido institutos con nivel socioeconómico bajo, cuando en todas las comunidades autónomas se han seleccionado al azar. ¿Soluciones?, el consejero de Economía y Conocimiento propone que no se hagan públicos los datos del informe PISA por autonomías; quien no sabe, no siente.

La Junta lleva 34 años gestionando la Educación. Achacar los malos resultados educativos a la indigencia intelectual en que nos dejó el franquismo es de una desfachatez intolerable. Parece como si el PSOE no hubiera gobernado nunca en Andalucía. La maquinaria de propaganda de la Junta ha intentado convencernos de que aquí no ha habido recortes en educación, cuando se han reducido 4.500 profesores y, en el último cuatrienio, 600 millones de euros - un 8%- más que la media nacional. Además, ha aumento el horario del profesorado y los alumnos por aula. ¿Pensaban que no tendrían consecuencias? ¿Cómo es posible que sigamos a la cabeza en "ninis" (un 24% de los jóvenes) y en abandono escolar (un 25%)? ¿Nadie asume responsabilidades?

Como toda solución la Junta se dedica a realizar pruebas de diagnóstico sin rigor alguno, presiona para que promocionen alumnos que no han alcanzado el mínimo nivel, convierte a los inspectores en comisarios políticos, a los profesores en burócratas-rellenapapeles… ¿Qué pasó con el Plan de Calidad que puso en marcha la Junta y que consistió en pagar 7.000 euros a los profesores que mejoraran los resultados académicos? O sea, a más aprobados, incremento del sueldo. La mayoría del profesorado de Secundaria lo rechazó. ¿Se han comparado los niveles del alumnado de los centros sobornados y de los que no lo aceptaron?

Todos los responsables de la Junta deberían llevar tatuado en lugar visible: "Si la educación de calidad es cara, mucho más lo es la ignorancia" .

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios