Alerta sanitaria Salud retira por listeriosis una morcilla elaborada y distribuida en la provincia de Cádiz

Y en mitad del desastre nació una niña. Y en mitad de la desazón, del caos, del sufrimiento, asomó una carita. Ley de vida. En el mismo hospital donde se apagan vidas se encienden otras. Dormidita circula su foto por los grupos de guasaps del Diario de Cádiz, donde trabaja su madre. Una alegría entre tantas noticias descorazonadoras que compartimos, editamos, escribimos para sacar adelante cada día el periódico. Ahí está ella ajena a todo. A lo que acontece en el mundo, a los temores de sus padres, a lo que está ocurriendo muy cerca de donde ha dicho "ya estoy aquí". Y en mitad de tanto miedo, celebramos la llegada de la niña más ansiada que hemos conocido. Que Santa Tecla, nuestra particular patrona, la colme de felicidad. Brindaremos por ella cuando volvamos a la redacción. Por la esperanza pintada en su carita. Abril de abriles, bienvenida.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios