Representación de '¡Que viene mi marido!'

"¡Que vienen los cómicos!"

  • La compañía Olvido Teatro puso en escena la obra de Arniches

Con el Teatro Muñoz Seca lleno hasta la bandera, la Compañía Olvido Teatro puso en escena el pasado sábado la obra de Carlos Arniches,  ¡Que viene mi marido en adaptación de Andrés Amorós.   Este es el tercer proyecto de esta compañía y en la memoria de todos los aficionados permanece su montaje de Anacleto se divorcia con el mismo equipo técnico y artístico que ahora acaba de ofrecernos la representación de ¡Que viene mi marido! en primicia absoluta ya que es la primera vez que ponen en escena esta obra que pronto emprenderá un recorrido por distintas ciudades de España.

Como de costumbre, el público portuense ha demostrado que está deseando ver teatro.    Así lo demuestra cada verano durante el Festival de Comedias y también en las representaciones que todos los años se llevan a cabo en el  nuevo teatro municipal.    Parece como si reviviésemos aquellos tiempos recordados por Fernando Fernán Gómez en El Viaje a Ninguna Parte cuando la llegada de los cómicos a una ciudad suponía un acontecimiento que hacía que la gente fuese con su silla en la mano a la plaza del pueblo para ver la representación: ¡Que vienen los cómicos!

Este año se ha querido comenzar esta temporada de otoño con una obra de un autor continuador del tipo de teatro popular puesto de moda en España a comienzos del pasado siglo por autores como los Hermanos Quintero o nuestro Pedro Muñoz Seca.

Fue precisamente en esa época  cuando escribió las llamadas tragedias grotescas que entusiasmaban al público. El género dió tres obras fundamentales: ¡Que viene mi marido!, que acabamos de ver, Es mi hombre y La señorita de Trevélez.   Quizás muchos no sepan que la aplaudida Calle Mayor de Bardem es precisamente la adaptación de La Señorita de Trévelez.

Aquí, una familia trabajadora se ve sorprendida por la llegada de una carta en la que les comunican que son los beneficiarios de una gran herencia con la única condición de que cumplan una serie de requisitos que se hacen constar en el testamento.

Los protagonistas tienen que ingeniárselas para burlar de forma legal esas cláusulas y no perder la oportunidad de disfrutar de esa herencia.

!Que viene mi marido! es una obra fácil, sin complicaciones, directa y muy básica y en eso reside su éxito pues consigue entretener y hacer reír a los espectadores que ven con agrado la historia en el escenario.

La dirección de José Luis Alonso de Santos, ayudado por Quique Miranda que también se ha ocupado de la producción, como siempre, magnífica. Este autor y director teatral, tan ligado al Puerto de Santa María, siempre consigue que las obras que escribe y las que dirige estén impregnadas de intencionalidad: “No sólo hacemos arte, sino que opinamos con nuestro arte”.

Muy ingeniosos los comienzos de Acto en forma de película muda, con los actores moviéndose de forma acelerada por el escenario con una música muy adecuada.

Quique Miranda ha elegido bien el camino y la compañía.   Sin prisa y sin divismo va dando pasos cortos pero seguros en el terreno de la dirección y la producción.   Es seguro que este hombre, muy joven aún, terminará por darnos grandes alegrías en el mundo del teatro.

El reparto está encabezado por Enrique Miranda, padre y Manolo Barba, sobradamente conocidos ambos en El Puerto por su participación desde hace mas de treinta años en funciones de teatro independiente con obras casi siempre de  autores cómicos de principios del pasado siglo, sobre todo de nuestro Pedro Muñoz Seca.  Es de resaltar la actuación de Manolo Barba en el papel de Bermejo que recibió las mayores ovaciones de la noche.

Interviene también en un importante papel, el crítico teatral de Diario de Cádiz Manolo Morillo en el papel de Hidalgo, graciosísimo, junto a las veterana Lola Teja, hermana del malogrado director escénico portuense Paco Teja a la que se nota su experiencia y su gran seguridad sobre las tablas.

Quique Miranda es el galán joven y completan el reparto Milagros Arenas y las jóvenes Eva Rodríguez, Esther Pumar y Carol Delgado, conocidas todas ellas por su participación en muchas de las obras clásicas montadas por la compañía Balbo Teatro dirigida por Emilio Flor.

En definitiva una gran velada en la que José Luis Alonso de Santos felicitó a todos los portuenses por contar con un grupo de actores como los que representaron la obra. El público se divirtió muchísimo, aplaudió, se rió y disfrutó esperando volver a ver pronto a esas personas maravillosas que trabajan para alegrarnos la vida,  los cómicos.    ¡Los cómicos!, ¡Los cómicos!, ¡Que vienen los cómicos!

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios