Cultura

El sector cultural alerta del efecto de la subida del IVA

  • La industria discográfica afirma que la situación es "insostenible", las salas de cine apuntan cierres y los promotores musicales pronostican la "eliminación de la cultura popular española".

Comentarios 6

Diversos representantes de la industria cultural advirtieron este jueves de los "dramáticos" efectos que la subida del IVA tendrá sobre el sector, a excepción de los libros en papel y periódicos, que mantendrá su tipo superreducido del 4%, ya que el aumento de precios alejará aún más a un público sumido en la crisis. "¿Quién va a comprar ahora un disco?", se pregunta el responsable de la Unión Fonográfica Independiente (UFI), Fernando Luaces, ante la subida del 18 al 21% del IVA que se aplicará a CD y DVD de música, una situación que les discrimina, sostiene, frente al resto del sector de la cultura.

Y es que los diferentes sectores de la cultura abarcan los tres tipos de IVA: el superreducido para libros, periódicos y revistas (que no experimenta subida y se mantiene en el 4%), el reducido para cine, teatro o espectáculos en vivo (que sube del 8 al 10%) y el general que se aplica a música grabada, videojuegos y libros electrónicos (que aumenta del 18 al 21%).

La música grabada es uno de los mercados más afectados por esta subida de impuestos que, según señaló el presidente de Promusicae, Antonio Guisasola, supondrá "un clavo más en el ataúd" de este sector, cuyas ventas en soporte físico son en la actualidad, según se apunta desde el propio ramo, una cuarta parte de las que se registraban hace unos diez años. Tanto Guisasola, cuya asociación asegura representar el 95% del sector, como Luaces -UFI agrupa a unos 60 sellos fonográficos independientes- cuestionan la consideración de la música grabada como un artículo de lujo, frente a la situación de otros sectores de la cultura. "Somos la hermana pobre de la cultura", considera el presidente de Promusicae, que ha vaticinado un retroceso aún más grave en las ventas del segundo semestre del año. El aumento en tres puntos del impuesto supondrá, afirma Guisasola, que por un CD de un precio medio de 10 ó 12 euros se incremente de un 1,5 a un 1,8 euros el concepto por IVA. Por su parte, el responsable de la UFI advierte de que el sector de la música grabada está abocado al cierre porque la situación es "insostenible".

También ven amenazada su existencia las salas de cine, que contemplan el aumento del IVA del 8 al 10% como "el último empujón" para su cierre, ya que la subida del precio de las entradas tendrá un "difícil encaje en el mercado", según ha puesto de manifiesto la Federación de Cines de España (FECE).

Las organizaciones profesionales de la música en directoARTE y APM, que agrupan a la práctica totalidad de los representantes de artistas españoles y los promotores de espectáculos, han pedido a los Ministerios de Hacienda y Educación y Cultura que reconsideren su decisión de incrementar en dos puntos el IVA en estos espectáculos. Este aumento, aseguran en un comunicado, supondrá la desaparición de las microempresas que conforman el sector, que ya ha sufrido un 80% de reducción de su productividad, la "dramática disminución de miles de puestos de trabajo" y, en resumen, la práctica eliminación "de la cultura popular española".

El mundo del teatro y la danza ha expresado asimismo su profunda preocupación ante un hecho que, sin duda, alterará "muy negativamente el frágil equilibrio de esta actividad cultural". Daniel Martínez de Obregón, presidente de la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza (Faeteda), que engloba al conjunto de empresas escénicas de las Comunidades Autónoma, ya había advertido de que cualquier modificación al alza del IVA alejará a los ciudadanos de los escenarios. Por ello, tras recordar que la cifra que pueda recaudarse con un aumento del IVA "siempre será inferior a las repercusiones negativas sobre el conjunto de la economía del sector, Faeteda ha propuesto que el teatro y la danza tengan la consideración, a efectos de aplicar el impuesto, de un servicio público.

Frente a la relativa buena noticia que para el sector editorial ha supuesto el mantenimiento del IVA superreducido en el 4% para libros en papel y periódicos, la "contrapartida triste" ha sido el aumento de este impuesto del 18 al 21% para el libro electrónico, según ha señala Antonio María Ávila, director de la Federación de Gremios de Editores de España. Y es que además del incremento del impuesto para los libros electrónicos, los editores han visto como la Comisión Europea ha abierto un procedimiento de infracción contra Francia y Luxemburgo por aplicar un tipo de IVA reducido a los libros electrónicos, algo que para Bruselas va en contra de las normas comunitarias. Ante esta situación, B de Books, el sello digital de Ediciones B ha anunciado hoy que no subirá los precios de sus libros electrónicos a pesar del aumento del IVA de tal forma que la editorial asumirá este coste extra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios