DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La música en tiempos de coronavirus El ritmo del confinamiento

  • Calde Ramírez y Antonio Pérez, de Music Komite, impulsan desde Cádiz la Coronavirus Interband Ensemble, un proyecto de creación colectiva ‘online’ que tiene ya 40 canciones

Una imagen de Music Komite Una imagen de Music Komite

Una imagen de Music Komite

Si algo positivo está dejando el estado de alarma provocado por el coronavirus, entre tantas cifras negativas que arroja la enfermedad, es el plus de imaginación e inventiva que muchos ciudadanos están demostrando a la hora de enfrentarse a la inédita situación de encerrarse obligatoriamente en casa. Y en este punto es el mundo de la cultura uno de los que más sobresale a la hora de tomar iniciativas, al tiempo de haberse convertido en un sector en punto muerto por la cancelación y suspensión de centenares de espectáculos.

Coronavirus Interband Ensemble es precisamente uno de los proyectos surgidos a raíz de este confinamiento. Ha nacido en Cádiz con el impulso de los músicos Calde Ramírez y Antonio Pérez, miembros de Music Komite, quienes en los primeros momentos del estado de alarma decidieron crear un ‘drive’ para subir archivos musicales que pudieran compartirse y que se fueran completando con la libre participación de otras personas, como cuenta Calde Ramírez: “Nosotros subimos unas bases rítmicas, en principio electrónicas, hechas en casa con cajas de ritmo y tal, y sobre esas bases rítmicas hubo gente que se las descargó y, por ejemplo, les grabó un bajo y lo volvió a subir; ahora otro se los descargaba y le añadía una guitarra, y lo volvía a subir. Y esa es un poco la dinámica: se graba algo, se descarga, ese alguien le graba algo y lo vuelve a subir. Ahora mismo hay como casi 40 canciones empezadas”.

Destaca Calde Ramírez que la iniciativa surgió, en un primer momento, como un proyecto que tan solo pretendía llegar a los músicos más cercanos, a quienes ocupan el círculo más cercano de Music Komite, pero que gracias a las redes sociales el círculo se abrió y fue extendiendo su radio de acción a músicos de muchos puntos del mundo: las descargas y posteriores arreglos fueron llegando de Estados Unidos, Alemania, Francia, Irlanda... Y, claro, España. Y tanto de aficionados como de músicos profesionales, miembros de bandas conocidas que quisieron aportar su granito de arena a esta ingeniosa manera de componer canciones de manera colectiva y desde la propia casa.

El proyecto es completamente libre, aunque sus impulsores pusieron algunas normas para tratar de regular la participación y hacerla los más extensa posible: “Una de las normas principales es que cada uno puede meter un arreglo por canción, para que no se coja una canción y se graben cinco guitarras y dos pianos, sino que lo cojo y grabo una guitarra; el siguiente, otro arreglo. Después, cada uno puede grabar arreglos en todas las canciones que haya. Pero por canción, un solo arreglo”, explica Ramírez.

El músico gaditano también anima a la participación a todas aquellas personas aficionadas a la música aunque no dispongan en casa de medios profesionales: “Creo que al final es más interesante el hecho de que la gente esté haciendo cosas en red desde sus casas, sin previo acuerdo. Y me gusta mucho que estén participando gente que no son músicos profesionales. Es muy interesante. Hay gente que toca, que tiene instrumentos en su casa pero que no toca con nadie. Hay gente que está muy ilusionada con poder hacer esto, hacer cosas con gente, y gente de grupos que les molan y que comparten la iniciativa con ellos”.

Detalle de la ilustración de Gloria Garrastazul. Detalle de la ilustración de Gloria Garrastazul.

Detalle de la ilustración de Gloria Garrastazul.

El proyecto, netamente musical en un primer momento, atrajo la atención de los ilustradores, que propusieron crear una carpeta para que pudieran subir sus dibujos, como si fueran portadas o carátulas de un disco. Así, también es posible contemplar estos dibujos que, de manera libre, se relacionan con alguna canción en particular o con el proyecto en general, y, desde luego, con este tiempo de confinamiento.

A modo de tarjeta de presentación, la Coronavirus Interband Ensemble cuenta con un vídeo con imágenes del artista audiovisual estadounidense Beeple, y cuyo desarrollo no puede venir mejor a este tiempo de encierro pese a no estar pensado para ello, con una canción, titulada The Robots, del grupo alemán de música electrónica Kraftwerk, un tema de los años 70 que Music Komite ha versionado para la ocasión con una oportuna adaptación de la letra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios