Cultura

Una reliquia del Trienio Liberal

  • La familia Valerga dona al Museo Litográfico una prensa datada en torno al año 1800, que imprimió desde la calle San Francisco los periódicos 'La década' y 'El diario gaditano'

En la calle San Francisco de Cádiz, en uno de sus múltiples locales comerciales, se amasaba en papel el ideario liberal que con gran esfuerzo se fraguó en la Pepa. Un espacioso rincón donde la familia Valerga levantó la imprenta que llevaba su nombre, y desde donde imprimieron dos de los numerosos periódicos que abrazaron la libertad de prensa en esta ciudad. La década y El diario gaditano se imprimía en aquella época dorada en Imprenta Valerga, desde una prensa tipográfica de presión vertical con mecánica tipo Gutemberg. La misma que desde ayer luce flamante y restaurada en el Museo Litográfico de Cádiz.

En un gesto de generosidad, y a modo de homenaje a uno de los grandes impulsores de esta iniciativa, la familia Valerga ha donado esta joya representativa del periodismo gaditano del Doce. Una donación que viene de lejos, cuando en primer lugar decidieron donarla al Ayuntamiento de Puerto Real, "aunque la voluntad de mi padre era que se expusiera en Cádiz, en el Museo Litográfico", contaba ayer Antonio Valerga, nieto del fundador de la imprenta familiar, cuyos representantes acudieron a la cita de presentación que tuvo lugar en la tarde de ayer. Por eso, "no hay mejor homenaje a mi padre, que hoy cumpliría 77 años".

Durante su intervención, Antonio Valerga agradeció la gestión del Ayuntamiento de Cádiz y de Puerto Real, ante la diligente actuación que se ha llevado a cabo en la cesión de la imprenta, recepción en el Litográfico y posterior restauración por parte del los técnicos municipales del museo gaditano. Palabras que sucedieron a las de las alcaldesas de ambos municipios, Teófila Martínez y Maribel Peinado, que se congratularon por la acción institucional conjunta, y a las del director del Museo que ahora atesora esta imprenta de finales del XVIII o principios del XIX, Carlos Fernández-Llebrez. Le acompañaban Antonio Castillo y el concejal de Deportes, Alejandro Valera, que ha mediado en esta iniciativa.

Fue precisamente el responsable de este museo enclavado en las bóvedas de San Roque de Puerta Tierra quien desgranó las virtudes técnicas de esta imprenta, "la joya de la corona", incidía. Una prensa que bien podría ser del año 1776, aunque no se sabe con certeza. Lo que sí se conoce es que ya en 1800 estuvo operativa, durante al menos más de un siglo, hasta 1940 aproximadamente, que fue cuando adquirieron en Imprenta Valerga una prensa más moderna.

"Se trata de las primeras imprentas que evolucionaron hacia las de tipo Guttemberg", explicaba a pie de prensa el responsable del Museo, mientras radiografiaba cada una de sus partes. "Era de tecnología manual, había que entintarla a mano. Un sistema rudimentario, pero eficaz", señalaba, entusiasmado. Aunque "hemos tenido que dilucidar cómo funcionaba" durante los seis meses que ha durado la restauración del ejemplar "único en su especie. Solo he visto otras tres como ésta".

Desgranó otros interesantes datos como que la patente de fabricación era inglesa e incluso cuestionó a los asistentes sobre si era mejor exhibirla con la galera extendida o recogida, ese espacio donde se extendían y colocaban los tipos de imprenta.

La tela del bastidor, añadió, estaba prácticamente deshilachada, "por lo que no se ha conservado", como lo hace la pesa de 60 kilos que "mantiene erguida la máquina". Una prensa, aseveró, que funciona muy bien, y que durante el trienio liberal trabajaba a pleno rendimiento en aquel rincón de la calle San Francisco arriba llamado Imprenta Valerga. Este rincón donde de alguna manera se firmó parte de la historia de la prensa liberal gaditana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios