Cultura

Un recorrido por la mejor arquitectura andaluza de los últimos cinco años

  • El Museo Provincial acoge, hasta el 9 de mayo, una muestra sobre los trabajos presentados al II Premio Andalucía de Arquitectura · Tres proyectos gaditanos, entre los seleccionados para la exposición

Desde la intervención en la muralla nazarí proyectada por Antonio Jiménez Torrecillas en el Alto Albaicín a la sede central de Caja Granada ideada por Alberto Campo Baeza, los dieciocho trabajos arquitectónicos expuestos en el Museo Provincial tienen, en la luz y la pureza de líneas, su máximo común divisor. La muestra -que recoge una selección de los más de cien candidatos que se presentaron a la última edición del Premio Andalucía de Arquitectura- toma el pulso a las más recientes creaciones del panorama arquitectónico de la comunidad andaluza.

"Al gusto personal por la arquitectura que me han procurado los años dedicados a la rehabilitación de viviendas -apuntó el delegado del Gobierno de la Junta, Gabriel Almagro, durante la inauguración de la muestra-, se une una cierta satisfacción chovinista y provinciana, ya que varios de los proyectos presentes se han desarrollado en territorio gaditano".

Bien cierto. La exposición Premio Andalucía de Arquitectura 08. Obra construida reúne tres intervenciones realizadas en la provincia con la vivienda como nexo y protagonista: "Un hecho -comentó a su vez la delegada de Vivienda y Ordenación del Territorio, Silvia López- que demuestra que no sólo nos limitamos a dar salida a una necesidad sino que procuramos, además, contar en esta labor con el trabajo de los mejores profesionales".

Así, entre los seleccionados para optar al Premio Andalucía de Arquitectura se encontraban las treinta viviendas de promoción pública en Conil ideadas por Javier Terrados -que incluyó en su proyecto las galerías abiertas a modo de corralas, típicas en la localidad-; la rehabilitación de treinta y cinco viviendas del barrio de Santa María en Cádiz a cargo de Fernando Carrascal y José María Fernández de la Puente- o las veinticinco viviendas de autoconstrucción en el poblado de Doña Blanca (El Puerto), diseñadas por Ramón Pico y Francisco Javier López.

La muestra -que comienza en Cádiz su recorrido por Andalucía- explica, a través de un recorrido de paneles iluminados, el antes y después y las características de cada proyecto.

"Hemos de recordar -indicó la delegada de Vivienda- que el Premio Andalucía de Arquitectura nació en 2007 con el propósito de ensalzar la importancia de la producción arquitectónica andaluza en dos categorías reconocidas bianualmente: a la trayectoria profesional (que recogió el año pasado el arquitecto Vázquez Consuegra) y a la obra construida, que recayó en esta ocasión en la remodelación y ampliación de la estación de Basilea, un trabajo desarrollado por los arquitectos Antonio Cruz y Antonio Ortiz".

El proyecto de Cruz & Ortiz viene a "engrandecer", según palabras de la delegada de Vivienda y Ordenación, a la propia ciudad, a la vez que no se "pierden de vista los valores arquitectónicos de utilidad". "De hecho -prosiguió Silvia López-, los trabajos de ampliación de la estación se llevaron a cabo mientras seguía funcionando el servicio público de ferrocarril".

"Este tipo de reconocimiento -apuntó al respecto Manuel Narváez, tesorero del Colegio de Arquitectos - viene a subrayar la capacidad de la arquitectura española para estar en primera línea. Y en época de crisis, además, es un aliciente para animar a los arquitectos a seguir trabajando con rigor".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios