Cultura

Una ola vanguardista inunda La Casa de Las Cuatro Torres

  • La Bienal Marítima de Cádiz 2012 dio comienzo oficialmente con la exposición 'Ahora El Mar', en la que el arte moderno tiene el protagonismo

La Casa de Las Cuatro Torres acogerá durante los próximos cinco meses diversos actos de la BIMAC. Durante este tiempo se podrá disfrutar de una amplia gama de actividades entre las que se incluyen: muestras de arte, propuestas gastronómicas, actividades culturales o competiciones deportivas.

Para inaugurar la bienal se ha escogido una muestra de arte: Ahora El Mar. Mediante una amplia selección de obras creadas ad hoc para la exposición, recoge la visión de diferentes artistas sobre todo lo relacionado con lo marítimo. Pero en esta bienal no sólo se puede encontrar arte en forma de pintura y escultura: empresas textiles como Lucarelli, con colecciones inspiradas en la pesca; la librería Quorum, con una amplia selección de libros de temática marinera o Lolita, que presenta diseños de bisutería inspirados en la playa, también tienen cabida en el panorama artístico gaditano.

Precisamente es una de éstas firmas la que ocupa la primera sala: LaLavadora. Se dedica principalmente a customizar muebles y ropa, a la fotografía y a la ilustración. La joya de la corona, un mueble turquesa de estampados fifties marca de la casa, es un claro exponente de la peculiaridad y calidad de su trabajo.

Volviendo a las formas de arte más ''usuales'', Ahora El Mar cuenta con obras de la conocida pintora Carmen Bustamante, que ya expuso en el Castillo de Santa Catalina el pasado mes de junio una serie de trabajos de temática marina con gran éxito; Fernando Batista y Quique Marín; y Vinny Montag, londinense de adopción pero gaditano de nacimiento, cuya mantaraya hecha de tela no deja indiferente a nadie, entre otros.

Por su parte, Miguel Ángel Valencia, un artista innovador y polifacético, deleita con su obra conceptual:"Las cien vivencias de los zapatos". Se conforma de una serie de suelas de zapato encontradas a lo largo de un extenso periodo de tiempo en las costas y que el autor etiquetó con los kilómetros que él estimaba que podrían haber recorrido. Ésta es una de las piezas clave más destacadas de la exhibición.

El contraste que supone observar tal despliegue de vanguardismo dentro de un espacio de casi tres siglos de antigüedad es, sin duda, uno de los mayores atractivos de esta muestra. La Casa de Las Cuatro Torres es un escenario idílico para cualquier evento de arte, ya que ella es una obra de arte en sí misma; y no hay mejor forma de terminar el recorrido por la exposición que subiendo a la torre mirador y disfrutando con las espectaculares vistas de la ciudad de Cádiz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios