cine

Globos de Oro, del musical y otros misterios

  • 'La La Land' tiene opciones claras en el apartado de comedia, pero la categoría de drama está más reñida: 'Moonlight' y 'Manchester frente al mar' pelearán por el galardón

Ryan Gosling y Emma Stone, en una imagen de 'La La Land'. Ryan Gosling y Emma Stone, en una imagen de 'La La Land'.

Ryan Gosling y Emma Stone, en una imagen de 'La La Land'.

Pocos podían augurar que Barry Jenkins, con sólo un largometraje anterior, el inédito en España Medicine for Melancholy, iba a revelarse con Moonlight como uno de los nombres de la temporada de premios. El director y su película -basada en la obra In Moonlight Black Boys Look Blue de Tarell McCraney, la historia de un muchacho en un sórdido barrio de Miami- están entre los favoritos para hacerse con el Globo de Oro. El duelo en el apartado de mejor película dramática parece estar entre esta joya indie, que cuenta con seis candidaturas,y Manchester frente al mar, que aspira a cinco galardones, la cinta con la que al director y dramaturgo Kenneth Lonergan vuelve a sonreírle la fortuna en Hollywood tras el calvario que vivió para estrenar su anterior filme, Margaret.

Pero uno de los atractivos que tiene la gala que promueve la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, y que se celebra mañana -en la madrugada del domingo al lunes, hora española- con el cómico Jimmy Fallon como presentador, es que este año no hay un favorito indiscutible en la categoría dramática. La elegida podría ser Moonlight o Manchester frente al mar, pero no son descartables del todo Hasta el último hombre -sí, se lo merezca o no, Mel Gibson sabe lo que es ganar un Globo de Oro (y un Oscar): ya lo hizo con Braveheart- o Lion, la travesía de un hombre adoptado (Dev Patel) en busca de sus orígenes que conmovió al público de Toronto, ese festival que toma todos los años la temperatura a la cosecha cinematográfica. Comanchería, también nominada a mejor película dramática, pelea con menos fuerza en la carrera.

Algo que sí se puede vaticinar es el triunfo como mejor comedia de La La Land, de Damien Chazelle, la vuelta a un musical de esencias clásicas, sin estridencias. Las siete candidaturas del nuevo trabajo del autor de Whiplash señalan que sí, que el baile será suyo.

Jenkins, Lonergan, Chazelle y Gibson compiten por el Globo al mejor director junto con Tom Ford, que tras Un hombre soltero se consagra como cineasta con Animales nocturnos. No importa que sus narraciones aún tiendan a cierto efectismo y muestren altibajos: el diseñador conquistó en Venecia el Gran Premio del Jurado y en los premios de mañana también es candidato al mejor guión. Scorsese, por cierto, ni siquiera ha sido seleccionado.

En el reconocimiento a la mejor actriz de drama, las quinielas señalan a Natalie Portman, que por su transformación en Jackie Kennedy ha ganado el Critic's Choice y un buen puñado de premios. Pero nada está escrito: la francesa Isabelle Huppert (Elle)vence en el cómputo global de las distinciones que otorgan los críticos, y se hizo con el Gotham Award. Y, por si los votantes no se deciden, ahí está la siempre estupenda Amy Adams, que podría llevarse su tercer Globo por La llegada.

Salvo sorpresas, el mejor actor protagonista en drama será Cassey Affleck, que por Manchester frente al mar ha arrasado en los galardones concedidos hasta ahora. Poco tienen que hacer, en principio, Denzel Washington (Fences), Joel Edgerton (Loving), Andrew Garfield (Hasta el último hombre) o Viggo Mortensen (Captain Fantastic).

Como actriz protagonista de comedia, quien lo tiene todo a favor es Emma Stone. Lleva años cautivando con su encanto y esta es su oportunidad: ganó la Copa Volpi en Venecia, ya estuvo nominada por Birdman y ahora protagoniza la película del año, La La Land. Sólo tiene un obstáculo: hay quien habla maravillas del papel de otra candidata, Annette Bening, en 20th Century Women.

La pareja de Stone en La La Land, Ryan Gosling, es el mejor posicionado para ser el mejor actor de comedia, pero aquí su camino no está tan allanado. Ryan Reynolds le ha birlado algún premio en estas semanas y ha sido muy celebrado el regreso del últimamente errático Hugh Grant en Florence Foster Jenkins.

Además, Viola Davis podría hacerse mañana con su primer Globo de Oro como la mejor actriz de reparto por Fences. La intérprete de La duda o Criadas y señoras tiene este año su quinta nominación sin premio, y eso pesaráen el voto a pesar de que Nicole Kidman (Lion), Naomie Harris (Moonlight) y Michelle Williams (Manchester...) han dejado este año actuaciones muy alabadas. Como actor de reparto no parece haber dudas: como Affleck, Mahershala Ali (Moongliht) no ha dejado opciones en los premios repartidos hasta la fecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios