alejo stivel. productor y músico

"No es lo mismo que a los 18 años, pero todavía sigo dando caña"

  • El cantante de Tequila sigue sobre los escenarios más de 40 años después

  • Forma parte del cartel del festival Star 80, que se celebrará el próximo 2 de junio en Algeciras

Alejo Stivel. Alejo Stivel.

Alejo Stivel.

-acude a un festival cuyo reclamo es la década de los 80. ¿Cómo lleva estos ejercicios de nostalgia?

-Estoy contento. Hace mucho que no voy por Algeciras y la verdad es que tengo ganas y qué mejor que un buen festival como éste con tan buenos músicos.

-Pero no me ha contestado a lo de la nostalgia.

-Es que no me gusta demasiado llamarle nostalgia, prefiero llamarlo canciones de ayer y siempre.

-¿Su repertorio va a ser puro Tequila?

-Habrá mucho Tequila, claro, porque además voy con mi banda, que es una banda poderosa que garantiza diversión y descompresión, que es algo que Tequila hacía muy bien. Pero aparte de Tequila también habrá alguna versión y aprovecharé para presentar algunas canciones de mi último disco.

-Hace unos años se reunió en una gira con Ariel Roth, el otro Tequila que sigue en la carretera. ¿Cómo fue la cosa?

-Bueno, fue tan bien que aún seguimos. Estamos en una gira paralela a la mía y muy bien, claro, siempre se pasa un buen rato haciendo rocanrol con los colegas de toda la vida. Incluso vamos a sacar una canción nueva. Hacía no sé cuántos años que no sacábamos una canción de Tequila.

-Supongo que será una canción de Tequila de espíritu tequilero.

-Digamos que con el espíritu de Alejo y Ariel siempre pervive, de un modo u otro, el espíritu tequilero.

-Pero aparte de lo tequilero, los viejos rockeros también son intimistas e incluso comprometidos. Hizo usted una canción que adquirió cierta relevancia sobre la violencia de género.

-Para hacer canciones también hay que estar atento a las cosas que pasan, especialmente cuando se trata de asuntos de semejante gravedad.

-Pero en los 80 no había entre los nuevos grupos demasiado compromiso en sus letras, al menos que yo recuerde.

-Algo había, pero quizá no era nuestro papel en ese momento porque, de hecho, eso ya existía y la música de los 80 tenía mucho de estallido juvenil. Pero siempre ha habido en España música comprometida y la canción protesta, de hecho, tuvo un papel fundamental en este país. Cualquiera puede mencionar unos cuantos cantautores a los que ha tarareado. En mi caso yo no es que me sienta como una persona especialmente comprometida; lo estoy lo mismo que cualquier hijo de vecino. Pero hay hechos que te tocan especialmente la fibra y sientes el impulso de decir algo, de no quedarte callado.

-Buena parte de su carrera la ha hecho como productos. Ha estado detrás de discos de La Oreja de Van Gogh o de Sabina. Hace tiempo que no se le ve en esa tarea.

-Lo tengo un poco parado, pero tiene que ver con que tampoco tengo demasiado tiempo y ahora me estoy dedicando a otras cosas. Pero si sale algún proyecto interesante volveré a producir, naturalmente.

-Si sale algo interesante... tal y como está el mundo discográfico no salen muchas cosas interesantes...

-No, tampoco es eso, siempre hay cosas interesantes. Otra cosa es que te llamen. A mí me encanta grabar discos, me gusta el ambiente del estudio y creo que le saco personalmente partido. Pero va por épocas.

-El tiempo pasa. Me decía Loquillo, que es más o menos de su quinta, que a estas edades para subirse a un escenario hay que cuidarse para que no fallen las fuerzas, que lo de sexo drogas y rocanrol cuidado.... ¿Cómo los aguanta usted?

-Pues nuestros conciertos son bastante intensos, no ando mal de forma física. Hombre, no es lo mismo que a los 18 años, pero no le engaño si le digo que los aguanto con bastante entereza. Ya le digo, no soy un chaval, pero todavía damos mucha caña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios