Cultura

"Diez es una manera de gritar gracias"

  • El artista catalán, que siente una devoción "especial" por Cádiz, llega esta noche al Gran Teatro Falla para celebrar una década de carrera profesional

Diez es todo y es nada. Un número mágico para el catalán con alma gaditanísima, Antonio Orozco. Diez son los años que lleva en ese lugar donde vivir que es la música. Diez es el nombre de su último disco, un recopilatorio de sus temas con más popularidad entre el público. Y Diez es el nombre de la gira con la que hoy llega al Gran Teatro Falla de cádiz. Una plaza importante para el músico. Otro de los lugares para besar una y otra vez.

-De vuelta por Cádiz. Un lugar importante para usted, ¿no?

-De maravilla. Con muchas ganas y además estamos en un buen momento para llegar a Cádiz. Quiero decir que la gira está teniendo muchísimo éxito y como Cádiz es un sitio muy especial para mí pues llego tranquilo, contento pero con mucha responsabilidad.

-¿Cuándo empezó su romance con esta ciudad?

-Pues viene bastante de atrás. Todo empieza cuando yo bajo a grabar mi primer disco a Punta Paloma y, a partir de ahí, empiezo a acercarme mucho más a la ciudad. Luego, poco a poco, empecé a descubrir todo lo que significa Cádiz. Me acerqué a la Viña, a sus calles, a su gente, al conocimiento histórico de Cádiz, la trimilenaria... Como bien dices es un romance, pero de esos duraderos. Para mí Cádiz significa muchas cosas y cuanto más pasa el tiempo más significa.

-Celebra una década de su trayectoria profesional, ¿qué se le pasó por la cabeza cuando se puso a hacer cuentas?

-Pues mira lo que se me pasó fue una palabra, gracias. Gracias a todos los que han estado conmigo en estos años. La verdad es que te pones a pensar... Diez años... Y parece tanto... Parece tanto, tanto que a la hora de escribirlo parece muy poco. En realidad lo que sí sé es que Diez es toda una declaración de agradecimientos y de amor. En la canción inédita Siempre imperfectos, es lo que intento transmitir, ahora que cierro una etapa. Y Diez es una manera de gritar gracias.

-¿Qué ha sido lo mejor de estos diez años?

-Mi hijo. Su nacimiento es lo más fuerte que me ha pasado en la vida.

-¿A nivel compositivo también le ha influido?

-Definitivamente, sí. Un niño es el principio de todas las cosas.

-¿Y lo peor de estos años?

-Lo peor ha sido luchar, cuando ha tocado, con la muerte, con la enfermedad. Pero son cosas que ocurren en la vida y con las que hay que aprender a convivir. No ha sido nada que me haya ocurrido a mí pero sí a alguien cercano y... es difícil.

-Decía antes que ha cumplido un ciclo, ¿cómo se enfrenta a una nueva etapa?

-Es que es justo eso. Tengo la sensación de cuadratura del círculo, por un lado, y de cierre y de comienzo, por otro. He cumplido diez años con mis compañeros, con Xavi, con Tato... con todos mis músicos que han estado conmigo siempre, y eso es muy bonito. Diez suena a principio pero también suena a lo eterno. Diez es otro color, otra manera dehacer las cosas.

-¿Y cómo mira su música a partir de ahora?

-Pues veo una nueva vía que se abre, veo 18 países que antes no estaban tan cerca. Hoy día nuestra música es más reconocida en otros lugares y eso son oportunidades. Los objetivos... pues sí, cambian pero te digo desde lo más profundo de mi corazón que no cambiaría nada de lo que he hecho hasta ahora porque he construido una carrera digna donde siempre se ha hablado de música.

-¿Cuál fue el criterio de selección de las canciones que forman parte de 'Diez'?

-El planteamiento fue realizar un recopilatorio no al uso. Pero fue sencillo porque fuimos conscientes de que el público es quien pone y quita las canciones. Así que seguimos ese criterio. Lo que demuestra, una vez más, que yo no sé nada, es decir, tú puedes elegir una canción pero, al tiempo, te das cuenta de que es la gente la que al final la elige o no, se queda con ella o la deshecha. Me he pasado en los conciertos, que la gente te pide canciones que te sorprenden. Eso me ocurrió con Irremediablemente celos, que cada vez ha sido más querida por la gente, o, por ejemplo Ya lo sabes, que tiene una historia muy bonita con Cádiz. Yo no la iba a grabar en el disco de Renovatio pero fue un gaditano, Dani, que me he pasado toda la vida con él quien me convenció para meterla. Así que es el público quien te da o te quita.

-¿Cuál es el tema de este disco que no pararía de cantar?

-Siempre imperfectos, la inédita, porque es muy especial. La tenía escrita pero nunca pensé en un principio que iba a formar parte de este disco. Y me he alegrado mucho de incluirla, ya te decía que es toda una declaración de este momento en el que vivo.

-Aunque esté de gira, ¿sigue componiendo?

-A mí no me visitan las musas. No estoy tocado por ninguna gracia. A mí componer me cuesta trabajo, pienso mucho lo que escribo, soy muy exigente. No escribo en los aviones ni en los trenes, sino en mi casa. Sin embargo, lo que sí me gusta escribir son novelas de ficción y cuentos que luego comparto con mi hijo, mi familia y mis amigos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios