Ciclo

La insularidad en negro llega a Cádiz Criminal de la mano de Alexis Ravelo

  • El escritor canario, uno de los grandes del género en España, presenta hoy su última novela, 'Un tío con una bolsa en la cabeza'

El escritor canario Alexis Ravelo, que visitará hoy la ciudad.

El escritor canario Alexis Ravelo, que visitará hoy la ciudad.

La tercera entrega del ciclo Cádiz Criminal ofrece hoy (Fundación Cajasol, 19:30) uno de sus platos fuertes. El escritor canario Alexis Ravelo (Las Palmas, 1971) presenta su última novela, Un tío con una bolsa en la cabeza (Siruela, 2020), pero también hablará del resto de su obra y de uno de los personajes que ha sacudido el panorama de la novela negra en nuestro país, Eladio Monroy. Monroy protagoniza cinco de las novelas de Ravelo y destaca entre los numerosos investigadores que se encuentran en nuestras librerías por su originalidad y también por el escenario, las islas Canarias, donde se desarrollan todas las tramas de este autor.

Sin embargo, en su última obra no nos encontraremos con Monroy, sino con un complicado ejercicio literario del que Ravelo sale victorioso. Porque Un tío con una bolsa en la cabeza trata de eso, de un tío con una bolsa en la cabeza. Partiendo de ese punto Ravelo es capaz de destripar el funcionamiento de las corruptelas entre los políticos locales porque si por algo se caracteriza Ravelo es por escribir muy pegado al día a día. Sus novelas, al tiempo que trepidantes, son crónicas de actualidad, como también se puede comprobar en su anterior novela, la magnífica La ceguera del cangrejo. Así, podremos ver que los tejemanejes que denuncia Ravelo en Canarias no se diferencian mucho de los que podemos ver en cualquier punto de nuestra geografía. “Es en las cloacas donde se mueve la vida”, asegura.

En ese sentido, tanto por su calidad literaria como por su observación del entorno, a Ravelo se le puede considerar como el principal heredero de la prosa de Rafael Chirbes. Al igual que Chirbes, más allá del género al que se le quiera adscribir, Ravelo es escritor, un escritor con mayúsculas.

En alguna ocasión ha afirmado que escribe “para no romperle la cara a nadie”. En su última novela, de hecho, se podría hablar de una venganza, ya que el protagonista, que intenta zafarse de la bolsa en la cabeza, es un corrupto por los cuatro costados que trata de explicarse, en una situación agobiante que Ravelo transmite con una nitidez magistral, quién de los cientos de personas que pudieran desear su muerte le ha colocado en esa situación.

El encuentro con Ravelo tiene el aliciente de ver en directo a uno de nuestros escritores más ingeniosos, sin afectación alguna porque, como dice el propio Ravelo “yo soy un hombre sencillo”. Sencillo y, además, tremendamente divertido.

La sencillez se la dan sus orígenes humildes. Ha trabajado de camarero y se ha ido formando a sí mismo, ganándose la vida como guionista de programas de televisión infantiles hasta asentarse como lo que es hoy, uno de los autores más sólidos del panorama nacional. Su carácter extrovertido y jovial sencillamente le vienen de nacimiento: es canario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios