pedro mari sánchez. actor

"Para humanizar aquello con lo que luchamos es necesario el humor"

  • El intérprete llega hoy al Teatro Falla para dar vida, junto a Lolita y María Galiana, a 'La asamblea de las mujeres'. El clásico de Aristófanes cuenta con música de Javier Ruibal.

"Para humanizar aquello con lo que luchamos es necesario el humor" "Para humanizar aquello con lo que luchamos es necesario el humor"

"Para humanizar aquello con lo que luchamos es necesario el humor"

-Es curioso lo bien que puede llegar a encajar el discurso que vende Aristófanes en La asamble de las mujeres en la época actual.

-Como sociedad no hemos avanzado nada. Bueno, no digo nada: más bien muy poco. Seguimos teniendo una consideración por las mujeres, social y personal, bastante lamentable. A todo el mundo aún le sorprende que existan presidentas, por ejemplo. Además, en la función hay una situación de similitud económica y política (Aristófanes escribió esta obra tras las guerras del Peloponeso) porque no hemos aprendido a convivir, seguimos manejando las mismas mentiras; el ser humano es ambicioso, muy mezquino cuando llega el momento de oler el poder. Todavía seguimos debatiendo si democracia representiva o directa porque no sabemos cómo hacer ni cómo controlarnos. Luego están las decepciones inevitables con los colectivos o personas que trabajan en principio con altas miras, que siempre hay que tomar en cuarentena porque cada vez que una organización adquiere relevancia y poder e influencia cae un poco en la tentación de creerse protagonista y reproducir tics.

-La asamblea de las mujeres cuenta con propuestas que nos resultan sorprendentes hoy día, como la igualdad entre géneros o una especie de protocomunismo. Pero para Aristófanes era una manera de denunciar el delirio populista.

-Todo lo que sea contermplar la vida de una manera tan simple es populista. Este texto es muy reaccionario porque planetea las cosas de manera absoluta. Cada uno tiene sus ideales de modelo y quiere que los demás asuman la totalidad de su propuesta pero no se respeta el espacio del otro. La historia está llena de grandes dictadores de todos los colores, todos con la solución bajo el brazo, que siempre pasa por el control férreo sobre la población, medios y estructuras de pensamiento para imponer el pensamiento único. Hay que hablar mucho, ceder mucho y perseverar y luchar por aquello que uno cree mejor para la colectividad.

-Esta obra no es la primera que Aristófanes trata sobre el "poder" de las mujeres. Está también Lisístrita, que parece que muestra un poco más de empatía hacia el género.

-Hay que tener en cuenta que Aristófanes era del partido de los aristocráticos, bastante alejado de cómo yo entiendo la vida, digamos. Así que, para poner en ridículo una situación, propone unas candidatas que dicen cosas que son verdad y añade una cantidad de morralla increíble. Praxágora denuncia la situación política de los hombres: fíjate que para acceder a los lugares de poder, las mujeres tienen que disfrazarse de hombres, casi como ahora. Lo interesante no es que a una mujer la nombren CEO de una gran empresa sino que cuando está en su casa, sus padres la educan de una cierta manera, ya en la formación cultural puede estar siendo condicionada hacia un tipo de cosas y no hacia lo que realmente quiere.

-Dice que Echanove hace una aproximación arriesgada al clásico, subrayando el humor.

-Se ha tratado en tono de comedia, lo que no quiere decir que sea menos serio. El humor trata temas de mucha enjundia desde un lugar que nos permite asumir ciertas cosas. Además de respetar el tono de comedia, se ha hecho especialmente bien en terminar de conformar una estructura dramática que estaba inconclusa, porque el final aparece lleno de escenas sueltas. Es una obra que parte de los orígenes de la estructura occidental de pensamiento, en cuyo núcleo pivota algo tan actual como la identidad europea. Y finalmente, la parte más ancestral, de la música y del sentido del humor, son muy mediterráneos, muy españoles.

-¿Y cómo encaja la música de Ruibal?

- La música que ha hecho Ruibal era extraordinaria. Yo mismo, cuando dirijo funciones, tengo muchas veces más clara la música, que considero esencial en un espectáculo. Aquí Ruibal parte de una propuesta casi abstracta que va transformándose de unos orígenes de música del norte de África, va pasando hacia el Mediterráneo, con tonos de sirtaki y música balcánica, y acaba siendo una música cercana a lo andalusí, según pasajes que tienen que ver la temátrica o con lo que está ocurriendo, pero ligados siempre al leif motiv de la obra. Su sello impregna toda la función y le da un carácter que cuenta lo que otras cosas no cuentan.

-Pensaba en lo esencial del humor como clave de supervivencia sobre todo entre los pueblos viejos, como nosotros mismos, como los griegos.

-Para humanizar aquello con lo que luchamos, hay que hacerlo a través de la mirada del humor, porque le da ternura.

-Al fin y al cabo, para hacer un chiste de algo tienes que conocer un poco ese algo, o sentir curiosidad, al menos.

-Exacto, supone un acercamiento para ver cuál es la realidad del otro, cuando el gran problema es el desconocimientos del otro. Al fin y al cabo, todos necesitamos que nos pasen la mano por el lomo y nos digan qué pasa, cómo estás. Los grandes errores que cometemos en nuestra vida vienen de las frustraciones, de la falta de autoestima, eso es lo que nos convierte en monstruos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios