Cultura

Cuando la guerra es una aventura

En la foto de portada aparecen dos amigos aún jóvenes, uno sonriente, otro serio pero sin gravedad, posando ante el vagón de fumadores de un tren, con sendos cigarrillos en sus manos derechas, el serio con una cámara fotográfica colgada en bandolera. Es enero de 1938 y los amigos, el sonriente Christopher Isherwood (1904-1986) y Wystan Hugh Auden (1907-1973), van a emprender viaje hacia una guerra, la segunda chino-japonesa, que se resolverá en la posterior mundial, propiciando el triunfo de Mao. El tono aventurero y festivo domina, tanto en el diario de Isherwood como en los poemas de Auden que conforman el libro, sobre el drama bélico de fondo. Las arrugas, las caras como camas deshechas aún tardarían en llegar. Más que a una guerra parece que viajan hacia el final de sus joviales y diletantes juventudes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios