Cultura

fragmentosVueltas sin fecha (1994) El final (Viento Sur) (1987)

Hacia los dos castillos, el del diecisiete y el de San Sebastián, aguas, arenas y roquedales caleteros esconden esa equívoca secreción del tiempo llamada Historia, y la van entregando cuando menos se espera, desde una cabeza de resabios egipcios, con melena rizada y barba de taco, hasta el capitel eólico estriado y con lirios, muestra única de la construcción fenicia metida a rito y lucimiento, o un medallón de alegorías astrales rodeándole a la diosa Astarté cara, bucles borrosos y orejas de novilla; una estela de Tánit la Fecunda, la Cruenta, una arqueta con monedas de la ceca de Gades, un juego de ajorcas y zarcillos omeyas, pese a los humildes siglos musulmanes de la ciudad, o un cañón de Trafalgar.

Lo que, empinándose y entornando los ojos, ve de lleno y por fin allá al fondo, en San Antonio: las olas, el mar sereno, soleado, entrando a la Plaza en abanicos lentos desde la calle del Veedor, olas niñas ya rotas, tres, cuatro dedos de agua acariciando el suelo en arco (...) el mar que vuelve a por lo suyo, a por la ciudad toda metida en él y suya (...) , el final, el tronar desatado de la marea atlántica rompiendo en golpes poderosos, reventando lunas de escaparates con muebles zarandeados por el oleaje, asaltando rejas y patios, arrastrando por la calle angosta cortinones revueltos, veladores, plantas, sillas y árboles pequeños, cuerpos rígidos, un bote de remos...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios