Cultura

La formulación de la gran pintura

  • De la ilustración floral a la representación urbana de Galán Urréjola

El nombre de Ricardo Galán Urréjola es protagonista de una amplia parcela de la pintura que se realiza en nuestra provincia. Desde hace bastante tiempo es uno de los artistas más considerados de cuantos habitualmente presentan su obra por los espacios expositivos de la zona, siendo su trabajo demandado insistentemente y garantía absoluta para muchas de las galerías donde se presenta su obra. Fali Benot ha tenido en su pintura uno de los más acertados y seguros centros de interés dentro de su compacto programa expositivo, contando con ella desde hace mucho tiempo y patrocinándola en muchos de los eventos artísticos en los que el galerista ha participado. Por eso consideramos que la galería de la Avenida Ramón de Carranza es el espacio natural de la pintura de un Ricardo Galán Urréjola, cada día, más madura, de más carácter y con mayor intensidad y trascendencia pictórica.

Para esta ocasión se ha elegido una fórmula expositiva novedosa; en lugar de organizar una única muestra donde se presentarán dos ofertas distintas de la personal obra del pintor, se han organizados dos exposiciones continuadas, cada una con un proyecto pictórico diferente. La primera parte de esta curiosa comparecencia del artista nacido en la Isla de León nos situaba ante una cotundente pintura en la que el juego formal se nos hacía mucho más poderoso que en otras ocasiones; la representación, esta vez protagonizada por una espectacular ilustración floral -con los espléndidos rojos atrapando la mirada y formulando expectantes emociones plásticas- que quedaba sometida a la potente y determinante manifestación material de pinceladas poderosas y gestuales llenas de esa pigmentación en grises y verdes que tanto caracteriza la obra de este pintor. Una obra novedosa en el discurrir de la carrera de Ricardo Galán Urréjola que abre infinitamente más los registros expresivos de un artista que va creciendo en intensidad pictórica y generando un nuevo interés hacia una pintura cargada de particularidad y transmisora de un lenguaje único e intransferible aunque existan algunos que quieran definir voces más que parecidas.

La segunda parte que nos hemos encontrado en esta curiosa comparecencia nos vuelve a conducir por esos planteamientos de representación urbana tan característicos en la pintura de este artista. Las ciudades de Ricardo Galán Urréjola se nos presentan en todo su potencial expresivo; las calles, con su ajetreo ciudadano, se aparecen con su gran claridad compositiva y su espectacular distribución representativa, con el dibujo de la realidad matizado por la potente estructura expresiva que diluye la concreción en aras de un formalismo poderoso lleno de vigorosa intensidad. Paisajes urbanos que transmiten esas contundentes maneras donde la representación de la ciudad manifiesta una particular e inquietante situación de soledad, con las calles vacías, sin presencia humana, sólo con el apabullante desarrollo escenográfico de edificios y vehículos en aparente y solitaria materialidad estática.

De nuevo, la gran pintura de Ricardo Galán Urréjola se nos presenta en toda su impresionante magnitud. Una naturaleza de formulación colorista en medio de una potente estructura formal se yuxtapone al habitual concepto paisajístico del artista gaditano, con la ciudad presentando sus posiciones más expresivas. Dos situaciones distintas de un mismo ideario plástico y estético que generan la expectante pintura de un artista que sigue siendo tan esperado como admirado y cuya pintura, cada vez, ofrece un punto de más interes.

Ricardo Galán Urréjola y Fali Benot, un tándem artístico ideal para la presentación de una exposición que, siempre, abre las perspectivas para seguir creyendo en la pintura con mayúsculas.

ricardo galán urréjola

Galería Benot Cádiz

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios