juan ogalla bailaor

"Para los flamencos de hoy día nuestro circuito es el mundo"

  • El gaditano retorna al Festival de Jerez 13 años después de su última aparición en solitario con 'Bailar para contarlo', un espectáculo "sincero y muy tradicional"

"Para los flamencos de hoy día nuestro circuito es el mundo" "Para los flamencos de hoy día nuestro circuito es el mundo"

"Para los flamencos de hoy día nuestro circuito es el mundo" / manuel aranda

-Desde 2005 no venía usted como solista al Festival. Demasiado tiempo, ¿no?

-Sí que ha pasado, la verdad, por eso voy con mucha ilusión. Se me apetecía mucho volver y quería hacer un espectáculo muy personal y sincero acordándome de los míos.

-¿Y por qué tanto tiempo?

-No lo sé, ha sido algo natural porque tampoco se me apetecía crear nada. Sinceramente, no he visto el momento hasta que me ha llegado.

-Porque usted no ha dejado de bailar durante todo este tiempo...

-Claro que no, he seguido bailando, lo que pasa es que también he estado en otros circuitos, he pasado mucho tiempo en Estados Unidos, Italia e incluso Canadá. En Estados Unidos, por ejemplo, trabajo con una compañía que se llama 'Noche Flamenca' y tiene mucha carga de trabajo. Incluso los músicos con los que estaré en Jerez son los que habitualmente trabajo allí. También he hecho muchas cosas por Canadá, donde me dieron el premio Dora Mavor Moore por el Ministerio de Cultura de allí. En fin, en otros circuitos, como he dicho antes.

-También la cosa aquí, con la crisis, no estaba para mucho...

-Y sigue estando. Nosotros para poder vivir de esto, desgraciadamente, tenemos que contar con salir fuera, porque aquí...Esto es una lucha constante y menos mal que podemos salir fuera. El flamenco ha cambiado tanto que nuestro circuito es el mundo, y menos mal, si no terminaríamos todos en la docencia o en los conservatorios.

-El título dice 'Bailar para contarlo'. ¿Contará algo especial?

-Nosotros utilizamos el arte como vehículo de expresión, y yo no lo puedo hacer de otra manera que bailando. Necesitaba contar cosas, era como una necesidad interior, pero bailando sin ningún tipo de ataduras.

-¿Y qué cosas se le vienen a la mente para contar?

-He querido contar de alguna forma la vida de los artistas, que a veces es muy dura porque estás mucho tiempo fuera de tu casa y lejos de lo tuyos. En mi caso, por ejemplo, me he perdido el nacimiento de mi hija, tiempo con mi familia, estar lejos de mi tierra...Pero bueno, todo eso lo compensas con lo que te da el baile. Por eso este espectáculo para mí es un regreso.

-Llama la atención que haya confiado usted la dirección a su hermana Pilar Ogalla...

-Sí, quería que me lo vieran desde una perspectiva externa, porque quieras que no eso siempre te enriquece. Aunque en mis bailes, la coreografía y el concepto son míos, necesitaba otros ojos que lo vieran desde fuera y me lo vistieran, y bueno, como lo tengo en casa...Me encanta el trabajo que hace mi hermana con Andrés (Peña), los he visto en el Festival estos últimos años, con cosas preciosas, y creo que era lo más lógico.

-¿Es la primera vez que ha confiado en Pilar Ogalla para ello?

-Sí, como dirección de espectáculo es la primera vez, porque hemos hecho cosas juntos, unas veces he ido yo de artista invitado con ella y otras veces ella conmigo, pero lo que es dirección propiamente dicha es la primera.

-Veo en la ficha técnica que hay otro Ogalla en el elenco, Momi Ogalla, pero haciendo las veces de actor...

-Sí, es mi primo, y va a representar mi pensamiento. El protagonista del espectáculo es el baile pero él aparece dando otro aire. Soy un gran aficionado a la literatura y quería que de alguna manera ella estuviera presente. ¿Cómo? Pues a través de una voz. Le pedí que escribiera el texto Jesús Bienvenido, al que admiro, y él es el que los ha hecho.

-Sus paisanos de Cádiz, Eduardo Guerrero, su hermana Pilar, David Palomar, El Junco...Todos han dejado el listón muy alto...

-(Risas). Sí, eso me han dicho, espero poder dar la talla. Me alegra mucho que Cádiz se vuelva a reivindicar en el flamenco, hay gente muy inquieta y con mucho talento.

-Volver a este Festival, ¿es una oportunidad de reivindicarse?

-Sinceramente sí. Estar en el Festival es una responsabilidad enorme y para mí supone un reto, quiero demostrarme a mí mismo que todavía tengo muchas cosas que dar al baile. Ahora mismo me siento en un momento personal importante, con una madurez artística fuerte y sé cómo quiero bailar y qué camino seguir. Eso es lo que quiero demostrar en Jerez. Está claro que si las gambas y el jamón no han puesto a todo el mundo de acuerdo tampoco voy a ser yo (risas). Habrá gente a la que le guste y a otras no, pero yo quiero aprovecharlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios