Música

El festival La Isla del Blues deja San Fernando y se traslada a Jerez

  • Su promotor, José Peinado, asegura que al Consistorio isleño “no le interesa” el histórico festival, que también tuvo hace unos años su etapa en Cádiz

Travellin' Brothers, durante su concierto en La Isla del Blues en San Fernando el pasado verano.

Travellin' Brothers, durante su concierto en La Isla del Blues en San Fernando el pasado verano. / Jesús Marín

Con 22 años de historia, el festival La Isla del Blues vuelve a sufrir un traslado de sede. Así, debido “al nulo interés” que ha demostrado “el Ayuntamiento de San Fernando”, la organización ha decidido comenzar una nueva “e ilusionante” etapa en Jerez, según anuncia el promotor del festival, José Peinado.

“Al Ayuntamiento de San Fernando no le interesa tener el Festival la Isla del Blues en la ciudad. Es la única conclusión posible después de comprobar con dolor que durante los últimos seis años no hemos existido para la concejalía de Cultura de San Fernando”, asegura Peinado que lamenta cómo la actual alcaldesa, Patricia Cavada, pasó de “ayudar a confecciona el dossier para la tercera edición de este festival” a mostrar, “desde que llegó al gobierno de la ciudad”, una actitud “de indiferencia y rotundo silencio, agrandado por el vacío en cuanto a ayudas al certamen, ni un solo euro, ni a tener una pequeña reunión con nosotros”, se queja el organizador sobre el mando de una ciudad que fue cuna y, tras su etapa en Cádiz, de nuevo sede de la Isla del Blues.

“El festival va a cumplir 22 años, y ha salido adelante siempre con dificultades y con mucho esfuerzo, pero los últimos seis años nos hemos encontrado con este trato, o peor ausencia total de trato”, asegura el promotor que recuerda los carteles “de renombre” en las primeras 8 ediciones, “en las que el Festival crecía año a año y contaba con ayuda del Ayuntamiento, época de Pedro González Tuero, Diputación de Cádiz y Junta de Andalucía”.

Un festival por el que han pasado artistas internacionales de la talla de Ten Years After, Deborah Coleman, Popa Chubby, Angela Brown, Ana Popovic, Joanne Shaw Taylor, King King, entre muchos otros grandes nombres de la escena. “Un festival que estuvo creciendo año tras año hasta que en el cruce de caminos (crossroad) se interpusieron, no el diablo, sino malos y peores gestores (y los amantes del blues sabrán comprender esta alusión musical)”, ironiza Peinado.

“Pero después de tanto tiempo debe de ser que el Festival ya ha adquirido vida propia y casi indestructible, sostenido, hay que decirlo, por la ayuda que aporta la Diputación de Cádiz, desde Desarrollo de Ciudadanía. Esto, y la propia fuerza de su naturaleza ya madura, hace que este año tengamos el inmenso honor de hacerlo en Jerez, gracias a que su ayuntamiento lo ha acogido con sumo agrado implicándose absolutamente, haciendo posible de nuevo un magnífico cartel y que la cita se desarrolle durante dos jornadas”, anuncia el alma mater de la Isla del Blues sobre el destino de la cita.

Exactamente, la nueva edición del festival, y con ella, una nueva etapa, se celebrará los días 24 y 25 de julio, sábado y domingo, en los Jardines de la Atalaya de Jerez dentro del ciclo Noches de Bohemia.

Dos días donde los aficionados al blues podrán disfrutar de la francesa de la isla de Reunión Morgane Ji y de la banda española Lolo Ortega Band (la primera jornada); y de la haitiana Moonlight Benjamin, que encabezará la velada con su ‘voodoo blues’, y Suso Díaz & The Appaloosas, el segundo y último día de festival.

“Así que a una mala noticia, la del doloroso exilio de San Fernando, le sigue otra buena: la del amable refugio en Jerez. Hace ya unos años también tuvimos que decir adiós a la Isla y buscar asilo en Cádiz hasta que otro ayuntamiento, el anterior al actual, nos volvió a acoger en nuestra tierra. Es la segunda vez que se repite tan desagradable experiencia”, lamenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios