Cultura

En un espejo lejano

Una ciudad puede ser real y soñada al mismo tiempo. Sobrevivir a los embates del tiempo de forma física o figurada. Constituir lugar geográfico o escenario de ficción, punto estratégico o referente virtual. Desde un país lejano, hábitat natural de la Reina de las Nieves, nos llega un "guiño" que une Finlandia con Perú por el atajo de Cádiz.

El montaje constituye un juguete cómico-musical que recupera la ciudad como espacio escénico exótico en la tradición del teatro español de finales del XIX y principios del XX. Sus tintes grotescos y esperpénticos parecen haber bebido de nuestra idiosincrasia particular; así, se puede vislumbrar notas de carnaval, retazos de travestismo y esbozos de La Petróleo, Farah Tirana y hasta Tía Norica cantando en los teatros de la "Sopera". Los actores defienden su trabajo con gran profesionalidad, mostrando la gran variedad de recursos que poseen, aunque luchando contra los elementos de unos medios técnicos que van en su contra.

La debilidad que tiene la trama argumental y el manido punto de partida, unido al esfuerzo loable de actuar en una lengua que no es la propia, ralentizan el ritmo y provocan que la estructura caiga por su propio peso, convirtiendo al espectáculo en parodia de sí mismo. Todo parece estar sin terminar, en la línea habitual, sin pretenderlo, de este Cádiz nuestro, donde siempre nos pilla la Historia con la casa sin barrer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios