Cultura

La voz crítica de Juan Goytisolo obtiene el Nacional de las Letras

  • El autor de 'Paisajes después de una batalla' acoge el premio "sin ilusión" y afirma que vive "muy al margen de todo esto"

Comentarios 2

Juan Goytisolo, uno de los escritores más críticos y políticamente incorrectos, fue reconocido ayer con el Premio Nacional de las Letras, concedido por el Ministerio de Cultura por la solidez de su trayectoria, galardón que ha acogido "sin ilusión" porque, dice, "los premios son para gente joven".

El escritor ha explicado al grupo de periodistas que lo esperaba en la puerta del hotel de Madrid donde se alojaba que la noticia "no es ni buena ni mala". Al ser preguntado si hubiera preferido el Premio Cervantes ha subrayado que le da "exactamente igual" que le den "uno u otro". "No me presento a ningún premio. No se si el premio es importante o no, yo vivo muy al margen de todo esto", destacó.

El Premio Nacional de las Letras, dotado con 40.000 euros, es un añadido simbólico dado que Goytisolo ha sido una voz muy crítica y disonante con la industria cultural de este país, que hasta ahora no le había reconocido oficialmente. En relación con esa fama de contestatario y poco amigo de los convencionalismos, ha dicho que cuando le declaran persona 'non grata', es cuando se da cuenta de "que sí que tenía razón".

Si le dan un premio, presume, duda de sí mismo y subraya que él no se considera "un bien nacional" porque está en contra de "cualquier nacionalismo religioso, étnico". "Vivo donde quiero y como quiero y no me considero un exiliado", ha añadido en relación a su residencia voluntaria en Marrakech.

Goytisolo apareció en su hotel horas después de conocerse la noticia del premio. Según la Recepción del hotel estaba dando "un paseo". Ese detalle revela el carácter iconoclasta del autor, que se suele tomar los premios con cierta distancia.

La obra de Goytisolo estuvo censurada por el régimen franquista desde 1963 y en repetidas ocasiones él mismo ha dicho que aunque la transición política fue un éxito está pendiente la cultural. El escritor, que ha hecho siempre una defensa del saber "no rentable", comenzó apuntándose al realismo social, con un pensamiento muy crítico con el sistema burgués, y siguió con el trazo de una literatura moderna y muy heterodoxa.

Intelectual comprometido, junto con Susan Sontag ha defendido los derechos de la mujer, los homosexuales, o las minorías, la voz de Goytisolo, especialista en el mundo árabe, siempre ha estado atenta para denunciar cualquier atisbo de racismo y ha sido muy crítico con Europa en este sentido. A su primera novela Juegos de manos, en 1954, le siguió Duelo en el paraíso, y tras ellas vendría el exilio en París. En 1962, vendría Fin de fiesta, y en 1966 una de sus obras más míticas y de mayor impacto Señas de identidad, y tras ellas Juan sin tierra, Disidencias,Makbara, Paisajes después de una batalla o Coto vedado, donde habla abiertamente de su homosexualidad.

Hermano del poeta José Agustín, fallecido en 1999, y del escritor y académico Luis Goytisolo, ha merecido galardones como el Octavio Paz de Literatura en México (2002) o el Juan Rulfo de Literatura (2004), entre otros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios