Cómics. Días de Cómics.

La crisis de identidad de Europa en el objetivo

  • En 'La Grieta' se trata el drama de los refugiados

  • Carlos Spottorno y Guillermo Abril han creado un relato sobre lo que ocurre en las fronteras del Viejo Continente

La crisis de identidad de Europa en el objetivo La crisis de identidad de Europa en el objetivo

La crisis de identidad de Europa en el objetivo

En las páginas de La Grieta (2016) se profundiza en la crisis de identidad de la Unión Europea y en el drama de los refugiados. No es una novela gráfica al uso, ni es un reportaje periodístico, y tampoco es un libro de fotografías. Es algo así como la materialización del periodismo en el cómic o del cómic en el periodismo, pero con fotografías convertidas en viñetas.

El fotógrafo Carlos Spottorno (Budapest, 1971) y el reportero Guillermo Abril (Madrid, 1981), ganadores de un World Press Photo en 2015 por un reportaje sobre un rescate de refugiados en el Mediterráneo, han creado un relato sobre lo que está ocurriendo en las fronteras exteriores de la Unión Europea, enseñando de paso la trastienda del periodismo. No es que esté basado en hechos reales: son hechos reales.

Después de tres años de trabajo, desde diciembre de 2013, que incluyen varias portadas y decenas de páginas publicadas en revistas de actualidad, el fotógrafo y el reportero se plantean darles forma narrativa a las 2.500 fotos y a los quince cuadernos de notas, para contar lo que ocurre en las fronteras de la Unión Europea.

Se trata del diario de campo de dos reporteros que recorren la frontera desde África hasta el Ártico, con el fin de desentrañar las causas y consecuencias de la crisis de identidad de Europa. Se trata de un cómic periodístico muy original: sus viñetas son las fotografías de Spottorno.

Ya había importantes antecedentes en el género del cómic periodístico: Maus de Art Spiegelman, Persépolis de Marjane Satrapi, Palestina: en la Franja de Gaza de Joe Sacco, Pyongyan de Guy Delisle…; pero todos ellos son cómics periodísticos con dibujos.

El referente más cercano a La Grieta sería El fotógrafo, de Lefèvre, Guibert y Lemercier, diario en primera persona de un fotógrafo que viaja a Afganistán con Médicos Sin Fronteras y luego lo cuenta, mezclando fotografías con dibujos en su narración.

El objetivo de la creación de la Unión Europea fue garantizar la paz y la fraternidad entre los países del viejo continente. Los autores llaman "Gran Grieta" a los puntos conflictivos de las fronteras de la Unión Europea. A partir de esa gran grieta, salen pequeñas grietas, las diferencias económicas entre el norte y el sur, el rechazo a la entrada de refugiados en determinados países, el auge de una ultraderecha racista, el terrorismo o el Brexit.

Ya desde la propia portada, queda clara la intención que tienen sus autores de interpelar al espectador sobre el tema del auxilio a los refugiados. Es la mirada de una niña siria que ha escapado de una guerra, y está siendo rescatada de un naufragio en el mar Mediterráneo. La marina italiana la rescata en un momento en el que la Unión Europea todavía no se había involucrado en el problema migratorio.

La Unión Europea actualmente es un mecanismo enorme que necesita dar demasiados pasos antes de tomar decisiones. Garantiza que todo el mundo esté satisfecho, pero las cosas avanzan muy lentamente, mientras la gente pasa frío y hambre en sus fronteras.

En cuanto al proceso de trabajo, su elaboración ha sido muy diferente al de un cómic normal, ya que no partían de un guion sino que se han basado en las fotografías, recordando las experiencias vividas, y poniéndolas en orden cronológico; creando las páginas según las fotografías disponibles. El último paso fue añadir los textos, con el hándicap de no poder hablar de lo que no había fotos.

Para que tuvieran un aspecto más homogéneo, las fotografías han sido retocadas, de forma que los negros han ganado en intensidad y los colores han quedado en parte difuminados, con un ligero efecto que recuerda al cine y la televisión. La inclusión de mapas ayuda a estar siempre situados con exactitud, especialmente en las zonas más desconocidas. El resultado recuerda un poco a las imágenes coloreadas que vemos en los documentales de la Guerra Mundial o a esas fotografías antiguas que eran en blanco y negro y se han coloreado.

El libro trata de recordar a los lectores que se necesita la responsabilidad de políticos y votantes europeos. La obra de Carlos Spottorno y Guillermo Abril es un brillante estado de la cuestión, pero en nuestras manos está hacer ver a nuestros dirigentes que tienen que cambiar el rumbo.

La próxima semana: Esteban (2015), antología de este humorista gráfico de prensa escrita, con más de treinta años de trayectoria profesional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios