José María Esteban | Presidente de la Real Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz “Queremos convertirnos en colaboradores de las tendencias artísticas de la sociedad”

  • El arquitecto gaditano asume la presidencia de la entidad con el reto de abrirse a la ciudadanía, impulsar la programación, apostar por el patrimonio y, sobre todo, recuperar la clausurada sede

José María Esteban ante la verja de acceso al patio en el que se encuentra la entrada a la Academia de Bellas Artes.

José María Esteban ante la verja de acceso al patio en el que se encuentra la entrada a la Academia de Bellas Artes. / Jesús Marín

El arquitecto José María Esteban (Chiclana, 1953) es el nuevo presidente de la Real Academia Provincial de Bellas Artes de Cádiz. Experto en patrimonio, en su conservación y rehabilitación, Esteban ha pasado por la Junta, la Diputación y la Universidad, a partir de concursos públicos de acceso, y afronta ahora el reto de dirigir la institución académica a la que pertenece desde 1997.

–¿Cuáles son los principales objetivos que se plantea en esta etapa al frente de Bellas Artes?

–Generar en la Academia un clima y trabajo atractivos por toda la Corporación, mediante un sentido de pertenencia y disponibilidad, que nos sitúe en la sociedad como una institución de actualidad, referencia y colaboración en nuestras materias. Queremos recuperar la sede del Museo de Cádiz en el Callejón del Tinte, donde estábamos y hoy desalojados de allí por las precarias condiciones del inmueble. Depende de la tercera fase de ampliación del Museo, que se espera desde hace 30 años.

También pretendemos recuperar un programa de actividades, dentro de las escasas disponibilidades económicas y de espacios, de modo telemático o presencial, según vayan mandando los tiempos: ingresos (con personas de prestigio personal y artístico), exposiciones, talleres, clases al aire libre, premios...Además de acercarnos a la provincia, en Cádiz queremos recuperar espacios para la cultura con la ayuda de las instituciones, como la Casa Pinillos con la Fundación Falla, y hacer allí un espacio muy necesario de interpretación del genial músico. Otro de los espacios que nos interesaría sería crear ‘El Patio de la Academia’ en el bello y tranquilo Callejón del Tinte.

Y nuestra preocupación también es nuestro rico patrimonio heredado. Ahora se encuentra protegido, empaquetado y trasladado a otras dependencias cercanas. Es una prioridad ya que sus condiciones no hacen posible su utilización por la Real Academia, así como el disfrute y oferta pública para investigadores y estudiosos, como la biblioteca, de las mejores de arte de Andalucía Occidental, y las obras artísticas.

–Habla de recuperar la sede.

–Uno de los primeros objetivos será intermediar con el Ministerio de Cultura a través de su Dirección General de Bellas Artes, y con la complicidad de la Junta de Andalucía, a través de nuestros propios compañeros académicos, para transmitir y requerir la urgente necesidad de ejecutar la tercera fase del Museo, donde están nuestros espacios históricos, a los que ineludiblemente debemos volver cuanto antes. No será tanto y solo defender nuestros intereses propios, sino también los de la misma provincia, con un Museo que necesita restaurarse, ampliarse, desarrollarse y actualizar sus exposiciones y dimensiones expositivas, divulgadoras e investigadoras.

–Decía tras la elección que le gustaría una academia más moderna en las formas: ¿hay demasiado encorsetamiento?

–La sociedad y las concepciones del arte cambian, y por lo tanto los entendimientos de las instituciones en ella. La actualidad requiere ir adaptándonos a los ritmos y visiones actuales, sin perder el rigor que nos exige nuestra cualidad y reglamentos. El nuevo equipo de gobierno quiere mejorar esa imagen en cuanto a su realidad y presencia social. No solo en los actos, que quizás son ceremonias y ritos necesarios, pero que puedan realizarse con más calmadas formas y más breves intervenciones, y situarnos como una corporación amiga, que sea referente para cualquier asunto de las Bellas Artes. Convertirnos en claros colaboradores de las tendencias artísticas de la sociedad debe ser una de nuestra metas en esta legislatura. Adaptarse es sobrevivir.

–¿Cuál debe ser la labor de una academia de estas características en pleno siglo XXI?

–Nosotros fuimos quienes hicimos los mejores ejemplos del patrimonio cultural en materia de arquitectura, escultura y pintura en esta ciudad y su provincia, dejando unas ciudades, como por ejemplo en el caso de Cádiz, señeras y de la mejor cualidad artística. Nos compete seguir manteniendo ese nivel y exigencia aportando lo mejor que podamos hacer desde el conocimiento y prestigio artísticos generados en nuestras vidas personales y profesionales. Ya no somos una Academia supervisora ni formadora exclusiva como antes, por lo que debemos convertirnos en un referente de colaboración, ayuda e información a quienes nos demanden nuestras opiniones. Hay que resaltar que los académicos realizamos nuestras actividades e informes de manera altruista y con dedicación totalmente ausente de otra causa e interés que no sea nuestra preocupación por lo mejor en materia de patrimonio cultural y bellas artes.

–¿Qué puede aportar la Academia a Cádiz y a su provincia, que para eso se llama provincial?

–La Real Academia debe salir de Cádiz y visitar nuestro término provincial, sus ciudades, y configurar un sistema de colaboración con los sectores artísticos de la provincia, e incluso fuera de ella, cuando se nos demande. De hecho la exposición Exiliarte, comisariada por la académica Carmen Bustamante, con la carpeta de cuadros dedicada a Rafael Alberti y cedida a nuestra institución, después de exponerse en la Diputación y en El Puerto, está teniendo un periplo por París, Toulouse y visitará otras ciudades europeas como Roma próximamente, en una clara vocación de intervención en el plano nacional e internacional de nuestra Academia.

–¿Alguna valoración del panorama artístico actual de Cádiz?

–Quizás es muy presuntuoso, así de pronto, dar una opinión ahora mismo sobre el panorama artístico de Cádiz sin caer en olvidos o agravios comparativos. Creemos que el arte en la provincia tiene enormes talentos y producciones, ya que estamos en uno de los territorios que está produciendo mejores artistas y dimensión creativa, y no solo desde la visión de nuestra nómina de académicos actuales, que siguen siendo activos referentes, baste citar a la propia junta de Gobierno y a modo de ejemplos a Hernán Cortés, Antonio Agudo, Luis Gonzalo, Fernando Pérez Mulet, Juan Ramón Ramírez, Rosario Martínez, Rosa Pastrana, los hermanos Fernández Pujol, los hermanos Alonso de la Sierra..., sino por el enorme listado de profesionales de todos los campos artísticos que surgen o que ya están consolidados. En la Real Academia queremos colaborar con todas esas líneas de desarrollo y apoyar con nuestras acciones, programas y la presencia de nuestros académicos este magnífico panorama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios