Crítica de Música

Un concierto equilibrado y estupendamente escogido

Un momento del concierto de la Orquesta Ciudad de Granada en el Teatro Falla. Un momento del concierto de la Orquesta Ciudad de Granada en el Teatro Falla.

Un momento del concierto de la Orquesta Ciudad de Granada en el Teatro Falla. / fito carreto

La Orquesta Ciudad de Granada nos tiene acostumbrados, por lo general, a muy buenos conciertos. Lo ha demostrado en estos 15 años de vida del FMEC.

El concierto del sábado 25 fue un concierto muy bien trabajado y estudiado. Y mejor ejecutado.

Tres mundos musicales muy diferentes, el de Luigi Boccherini, conocedor de la Corte Madrileña del siglo XVIII. El de Ernesto Halfter, español del siglo XX y al que además de músico se le incluye dentro de la Generación del 27. Y por último el genial Beethoven, el último de los clásicos, ya en el siglo XIX.

Un reto para la orquesta, y un placer para el público que asistió al Falla.

Rubén Gimeno, director valenciano, invitado por la Orquesta Ciudad de Granada para la ocasión, asumió el encargo de preparar un concierto que se interpretara tanto en los XXIII Encuentros Manuel de Falla en Granada, como para el XV Festival de Música Española de Cádiz. El resultado, a mi juicio, ha sido bastante bueno.

Y no voy a seguir el orden cronológico del programa del concierto, pues prefiero contarles, primero, lo que pienso que fue lo mejor de la noche: La Sinfonietta en Re Mayor de Ernesto Halffter. Por varias razones: la primera de ellas, porque en la obra de Halffter se ve la gran influencia que nuestro gran maestro gaditano, Manuel de Falla, ejerció sobre el músico madrileño. La Sinfonietta, además de usar la misma técnica compositiva de Falla, fue revisada personalmente por él, antes de estrenarse, y es una obra particularmente bella, de la época de juventud de Halffter. Su composición posee matices neoclásicos, expresionistas, e incluso influencias de Stravinsky. Esta obra fue muy importante en la vida de Halffter, ya que le valió conseguir el Premio Nacional de Música en 1925, poco antes de ir a continuar estudios a París.

La segunda razón es porque la Orquesta Ciudad de Granada hizo una excelente interpretación de la misma, poniendo coraje en la Pastorella, e implicándose al completo en el final del Adagio, que resultó espectacular. Un excelente oboe, contrabajos con mayúsculas, y en general una estupenda sección de viento-madera. Sin olvidar el trío particularísimo que con el contrabajo hacen el chelo y el violín. Excelente.

Abrió el concierto la conocida obra de Luigi Boccherini: Lamúsicanotturna di Madrid, quintettino núm 6, obra que dio la oportunidad a la Orquesta de lucir una excelente y equilibrada sección de cuerda, con las particularidades que exige la obra de tener que tocar los instrumentos de cuerda como si de guitarras se tratara. Estupenda la interpretación del Pasa Calle (Allegro vivo).

Y el concierto se cerró con una obra de uno de los más grandes compositores de todos los tiempos: Beeethoven. Pero la octava sinfonía no es precisamente una de sus más grandes obras, en el sentido de extensión o duración, pues no se alarga tanto en el tiempo, como otras posteriores. La interpretación de la Orquesta Ciudad de Granada, bajo la batuta de Rubén Gimeno, resultó alegre y compacta. Un precioso Tempo di menuetto, nada común, y un Allegro vivace final hacen peculiar esta sinfonía de Beethoven. La orquesta la interpretó poniendo energía y ganas en la cuerda, para resaltar el carácter alegre de la obra, y con una notable interpretación de flautas y de la sección de metales.

En mi opinión es una obra muy bien elegida, para un concierto que nos paseó desde el siglo XVIII al XX, por su extraordinaria calidad, pero a la vez por su brevedad, dentro del mundo de lo sinfónico, claro, cosa que creo que el público agradeció.

Una gran respuesta de público a esta convocatoria de la Orquesta Ciudad de Granada, como respuesta al esfuerzo de esta XV edición del Festival de Música Española de Cádiz, que mantiene vivo el pulso de la música culta española en Cádiz, sorteando crisis y con la vista puesta ya en las próximas ediciones con el mayor de los optimismos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios