Cultura

Vete a Alemania, Florian

Thriller, EEUU-Francia, 2010, 103 min. Dirección: Florian Henckel von Donnersmarck. Guión: Julian Fellowes. Intérpretes: Johnny Depp, Angelina Jolie, Paul Bettany, Timothy Dalton, Rufus Sewell. Cines: El Centro, Bahía de Cádiz, Bahía Mar, Ábaco San fernando, Al-Ándalus Sanlúcar, Multicines jerez, Yelmo, Ábaco Jerez, Cine Cité.

El actual cine estadounidense representa el mayor elogio que se pueda hacer del de los grandes estudios, que fue el producido y rodado en Hollywood entre los años 20 y los 60. No hay cinéfilo nostálgico, rata de cinemateca o deuvedéfago que hable más y mejor de aquel cine que la cascarria cara que cada semana se estrena en las pantallas. Si aquel sistema era duro, éste es despiadado; si aquellos magnates ponían trabas al genio, éste lo estrangula. ¿Qué sería hoy de un Hawks, un Hitchcock, un Ford o un Lubitsch? No podrían rodar. O tendrían que plegarse a las exigencias de este mercado salvaje formado por espectadores memos para los que trabajan realizadores mediocres, guionistas de tercera y actores esclavizados por su propio ego y su propia ambición.

Ni en sus peores momentos un estudio habría producido una estupidez tan cara como The tourist, encabezada por dos megaestrellas forzadas a interpretar personajes mal diseñados metidos en aventuras pésimamente escritas. Y lo peor es que al frente de esta memez hortera que pretende recordar a Atrapa a un ladrón o Charada está Florian Henckel von Donnersmarck, el director alemán que nos conmovió a todos con La vida de los otros.

Vuelvo a lo mismo: antes Hollywood -desde Lang a Hitchcock, pasando por Murnau, Lubitsch, Wilder o Sjöström- no era una tumba para los directores europeos, sino una nueva oportunidad que les dio la ocasión de ofrecernos un puñado de obras maestras.

Hoy, en cambio, es un cementerio. Imposible reconocer al inteligente y fino realizador de La vida de los otros en este bodrio que pretende ofrecer romance, lujo y aventuras al unir casualmente los destinos de dos seres glamurosos (unos pésimos Jolie y Depp) en un torbellino de intrigas tontas ambientadas en una Venecia de postal. Vete a Alemania, Florian.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios